Compra de servicios de transporte de pasajeros a un contratista extranjero e impuestos

Impuesto De Servicio

La compra de servicios de un contratista extranjero constituye importación de servicios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que mucho depende del lugar donde se preste el servicio. Si resulta que el lugar se determina de acuerdo con reglas específicas, el método de liquidación de impuestos cambiará. Hoy nos ocuparemos de un caso tan especial, que es la compra de servicios de transporte de pasajeros a un contratista extranjero.

Lugar de prestación de servicios de transporte de pasajeros

Debido a que el IVA es de naturaleza territorial, es muy importante determinar el país de tributación para determinar el lugar de suministro. En este sentido, existe una regla general que establece que el lugar de tributación es el país de la sede del destinatario del servicio (artículo 28b de la Ley del IVA). Sin embargo, tenga en cuenta que existen muchas excepciones a la regla básica. Uno de ellos se refiere al transporte de pasajeros.

Como podemos leer en el art. Párrafo 28f. 1 de la Ley del IVA, el lugar de prestación del servicio de transporte de pasajeros es el lugar donde se realiza el transporte, teniendo en cuenta las distancias recorridas. La disposición no especifica si se trata de un transporte realizado para personas físicas o para empresarios. Por lo tanto, se debe suponer que se aplica a todos los servicios de transporte de pasajeros.

Teniendo en cuenta lo anterior, si un transportista presta un servicio de transporte de pasajeros que se realiza en varios países, entonces el lugar de prestación de dicho servicio es cada país, teniendo en cuenta las distancias recorridas.

Ejemplo 1.

El transportista de Alemania ofrece servicios regulares de transporte de pasajeros desde Polonia a España. Como consecuencia, el empresario está obligado a registrarse y liquidar el impuesto en Polonia, Alemania, Francia y España de acuerdo con las regulaciones de un país determinado. El servicio de transporte de pasajeros está gravado en aquellos países donde se realiza el transporte. Sin embargo, como resultado, el servicio puede estar sujeto a impuestos en varios países en función de las distancias recorridas. El valor del servicio prestado en el territorio de cada país debe determinarse sobre la base de los kilómetros recorridos en un país determinado.

Compra de servicios de transporte de pasajeros a un contratista extranjero - sección nacional

Ya sabemos cómo se lleva a cabo la fiscalidad del servicio de transporte de pasajeros.Sin embargo, consideremos cómo en estas circunstancias la compra de dicho servicio debe contabilizarse en términos de IVA.

Como ya hemos indicado, el principio de territorialidad se aplica al impuesto sobre bienes y servicios. Se relaciona tanto con la obligación de pagar el impuesto repercutido como con la posibilidad de deducir el impuesto soportado. Traduciendo esto al fundamento del problema analizado, conviene señalar que el contribuyente polaco puede, de acuerdo con la normativa polaca, deducir el impuesto soportado solo en la parte del transporte que se realiza dentro del territorio del país. Los servicios de transporte de pasajeros por carretera en el tramo nacional están sujetos al IVA al tipo del 8%. En la declaración de impuestos, el empresario polaco puede deducir el impuesto cobrado solo sobre la parte del servicio de transporte de pasajeros adquirido que sea atribuible al transporte en Polonia. Por otro lado, el propio método de establecer el servicio de transporte de pasajeros en la sección nacional depende de si el contratista extranjero tiene un lugar de trabajo permanente en Polonia. De conformidad con el art. 17 seg. 1 punto 4 de la Ley del IVA, el comprador del servicio es una entidad obligada a liquidar el impuesto sobre la renta, si el prestador del servicio es un contribuyente que no tiene domicilio social o establecimiento permanente en el territorio del país. En este caso, los servicios se importan. Por tanto, el comprador está obligado a liquidar el impuesto adeudado por el servicio adquirido y, al mismo tiempo, tiene derecho a deducir el impuesto soportado.

Ejemplo 2.

Un empresario polaco compró un servicio de transporte de pasajeros de Polonia a Alemania a un contratista alemán. El contratista alemán no tiene domicilio social ni establecimiento permanente en Polonia. En consecuencia, en relación con la sección nacional, el contribuyente polaco está obligado a contabilizar la importación de servicios.

Una situación completamente diferente surge cuando un contratista extranjero tiene un lugar de trabajo permanente en Polonia (por ejemplo, un departamento de transporte). En este caso, los servicios no se importan, sino que se compra un servicio doméstico. Se requiere que un contratista extranjero se registre en Polonia como contribuyente activo del IVA. Esto significa que el comprador está comprando un servicio doméstico. Por tanto, un contribuyente polaco puede deducir el impuesto soportado. Sin embargo, el impuesto adeudado lo paga la sucursal ubicada en Polonia.

Ejemplo 3.

Un empresario polaco compró un servicio de transporte de pasajeros de Polonia a Alemania a un contratista alemán. El contratista alemán tiene una sucursal de su empresa en Polonia (lugar de trabajo permanente). Como resultado, el comprador no liquida la importación de servicios. El contratista alemán paga el impuesto adeudado en la sección nacional, mientras que el contribuyente polaco puede deducir el impuesto soportado. Dependiendo de si el contratista extranjero tiene un establecimiento permanente en Polonia, la liquidación de impuestos en la sección nacional del servicio de transporte de pasajeros adquirido se realiza como parte de la importación de servicios o como la compra de un servicio sujeto a impuestos en el país.

Compra de un servicio de transporte de pasajeros extranjeros - sección extranjera

En la parte anterior, presentamos las reglas para la liquidación del impuesto sobre la compra de servicios de transporte de pasajeros en el tramo nacional. Pasemos ahora a la posibilidad de descontar el IVA del servicio en rutas extranjeras. Cabe destacar que la factura que documenta el servicio de transporte de pasajeros en varios países contiene varias tarifas y montos de IVA (dependiendo del número de países en los que se realizó el transporte). Por tanto, surge la pregunta, ¿cómo deducir el impuesto pagado por el contratista en otros países?

En la respuesta, señalemos que tal deducción es posible, pero no se hace de la manera clásica. Debido a que este es un servicio gravado en otro país, la posibilidad de recuperar el IVA se realiza a través de la aplicación VAT-REF, que se envía a través de la autoridad fiscal polaca a la administración tributaria del país donde se realizó el impuesto al valor agregado. pagado.

Lo anterior resulta del contenido del art. 89 seg. 1h de la Ley del IVA, que establece que la solicitud de reembolso del impuesto al valor agregado pagado se refiere a bienes y servicios comprados en otro país utilizados para realizar actividades dando derecho a reducir el monto del impuesto adeudado por el monto del impuesto soportado en el territorio. del país.

Como resultado, si el servicio de transporte adquirido se utilizó para realizar actividades imponibles en Polonia, el contribuyente polaco puede recuperar el IVA extranjero, sin embargo, debe presentar una solicitud (VAT-REF) a través de medios electrónicos de comunicación para dicho reembolso a través de la autoridad competente del contribuyente, la oficina tributaria del Estado miembro competente.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Ejemplo 4.

El contribuyente polaco compró a un contratista extranjero el servicio de transporte de pasajeros de Polonia a Francia. Una vez realizado el servicio, el contratista extranjero emitió una factura que contenía el IVA polaco, alemán y francés calculado para una determinada sección de transporte. El IVA polaco se deduce de acuerdo con las disposiciones de la Ley del impuesto sobre el valor agregado (como importación de servicios o compra de un servicio nacional). Sin embargo, para recuperar el IVA alemán y francés, el contribuyente debe presentar solicitudes VAT-REF a las autoridades fiscales alemanas y francesas a través de la autoridad polaca. La deducción del IVA por parte del servicio de transporte de pasajeros atribuible a secciones extranjeras es posible mediante el procedimiento VAT-REF. Resumiendo lo anterior, podemos indicar que el tema de la correcta liquidación de la compra de servicios de transporte de pasajeros a un contratista extranjero es complicado. En primer lugar, se trata aquí de una forma especial de determinar el lugar de ejecución, que nos hace gravar el servicio en cada país donde se realiza el transporte. Esto, por otro lado, provoca que las reglas para la deducción del impuesto soportado cambien dependiendo de si un tramo determinado discurre por el territorio de Polonia o por los territorios de otros países.