Pago de la caja registradora en forma de contribución en especie - liquidación

Impuesto De Servicio

Transformar empresas en la economía actual es una práctica común. Las empresas se unen para obtener una ventaja competitiva y, a veces, para seguir adelante. La contribución en especie es la forma más popular de fusión de empresas. ¡Compruebe lo que implica aportar una caja registradora en especie!

Hacer una contribución

Las regulaciones tributarias nacionales sobre contribuciones en especie indican una posición privilegiada de contribuir con una parte organizada de una empresa. La forma anterior de contribución en especie parece ser la más favorable desde el punto de vista fiscal. Por tanto, es muy importante que podamos determinar si en nuestro caso estamos ante un aporte de ZCP. Recordemos que de acuerdo con la definición de empresa en el art.55 del Código Civil, una empresa es un conjunto organizado de activos intangibles y tangibles destinados a la actividad empresarial. Puede incluir, en particular:

  • designación que individualiza la empresa o sus partes separadas (nombre de la empresa);

  • propiedad de bienes inmuebles o bienes muebles, incluidos equipos, materiales, bienes y productos, y otros derechos reales sobre bienes inmuebles o bienes muebles;

  • derechos derivados de contratos de alquiler y arrendamiento de bienes inmuebles o bienes muebles y derechos de uso de bienes inmuebles o bienes muebles derivados de otras relaciones legales;

  • cuentas por cobrar, derechos sobre valores y efectivo;

  • derechos de autor de propiedad y derechos relacionados con la propiedad;

  • concesiones, licencias y permisos;

  • patentes y otros derechos de propiedad industrial;

  • secretos comerciales;

  • libros y documentos relacionados con la gestión de una empresa.

La definición de empresa no está incluida en las leyes fiscales (se refieren a la definición en el código), pero existen definiciones de ZCP. A continuación, se aproximará la definición de ZCP en actos tributarios.

ZCP - definiciones de actos fiscales

La definición de parte organizada de una empresa (ZCP) se puede encontrar en el Art. 4a, punto 4 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, la Ley de CIT). De conformidad con esta disposición, el término ZCP debe entenderse como un conjunto de activos tangibles e intangibles separados organizativamente y financieramente en una empresa existente, incluidos los pasivos, destinados al desempeño de tareas económicas específicas, que también podrían constituir una empresa independiente que lleve a cabo de manera independiente estas tareas. Un contenido similar se puede encontrar en la disposición del art. 5a punto 4 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, la Ley PIT).

A la luz de las disposiciones anteriores de las Leyes del Impuesto sobre la Renta, se puede concluir que estamos tratando con ZCP si todas las siguientes condiciones se cumplen conjuntamente:

  • existe un conjunto de activos tangibles e intangibles, incluidos los pasivos;

  • este equipo está separado desde el punto de vista organizativo y financiero en la empresa existente;

  • estos componentes están destinados a la implementación de tareas económicas específicas, y su equipo podría ser una empresa independiente que lleve a cabo de forma independiente tareas económicas específicas.

Por lo tanto, para que la propiedad separada se clasifique como ZCP, debe estar separada:

  • organizacionalmente;

  • financialmente;

  • funcionalmente (destinado a la implementación de tareas económicas específicas).

De conformidad con el art. 2 punto 27e de la Ley de impuestos sobre bienes y servicios (en adelante, la Ley del IVA), ZCP se entiende como un conjunto de activos tangibles e intangibles separados organizativa y financieramente en una empresa existente, incluidos los pasivos, destinados a la implementación de tareas económicas específicas, que también podrían constituir una empresa independiente que lleve a cabo estas tareas de forma independiente.

Por lo tanto, esta definición es consistente con la definición resultante de las Leyes del Impuesto sobre la Renta.

La confirmación de lo anterior se puede encontrar en la interpretación del Director de la Cámara Fiscal de Katowice del 9 de diciembre de 2015, IPBP-1-2 / 4510-593 / 15 / BG, en la que se manifestó que el estado de un La parte organizada de la empresa tiene solo la parte de la propiedad de la empresa que cumple las siguientes condiciones:

  • es un grupo de activos tangibles e intangibles (incluidos los pasivos);

  • está separada organizativa y financieramente en la empresa existente;

  • está destinado a la implementación de tareas económicas específicas;

  • puede ser una empresa independiente que realice de forma independiente estas tareas económicas.

Fiscalidad de las contribuciones en especie de ZCP

De conformidad con el art. 5 seg. 1 punto 1 de la Ley del IVA, el IVA está sujeto al suministro de bienes para su consideración y la prestación de servicios dentro del territorio del país para su consideración. La regla anterior prevé actividades que no están sujetas al IVA. La disposición mencionada de la ley no se aplica a la venta de una empresa o una parte organizada de una empresa (véase el artículo 6 (1) de la Ley del IVA).

Debido a la naturaleza especial de la disposición del art. 6 el punto 1 de la Ley del IVA debe interpretarse de manera estricta, lo que significa que se aplica solo a la venta de la empresa (en el sentido del Código Civil) o su parte organizada (en el sentido del Artículo 2 (27) de la Ley. ). Por lo tanto, al realizar una contribución en especie, debe analizar detenidamente si el grupo de activos cumple con los requisitos para reconocerlo como ZCP.

De conformidad con el art. 21 seg. 1 punto 109 de la Ley PIT, las rentas a que se refiere el art. 17 seg. 1 punto 9, si el sujeto de la contribución en especie es una empresa o su parte organizada.

Por lo tanto, cuando se realiza una contribución en especie a una empresa que tiene personalidad jurídica con un contribuyente, se generan, por regla general, ingresos. Sin embargo, si se realiza una contribución en especie en ZCP a dicha empresa, los ingresos resultantes están exentos de impuestos con el impuesto sobre la renta. ¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Pago de la caja registradora en forma de contribución en especie

Como se describió anteriormente, el PP incluye componentes tangibles e intangibles. Por lo tanto, también es posible realizar una caja registradora en forma de contribución en especie. Al transferir la ZCP, los contribuyentes limitan sus obligaciones tributarias al mínimo.

Ejemplo 1.

El contribuyente dirige una empresa de producción (producción de pintura) con su propia cadena de tiendas. En los establecimientos comerciales, además de los productos propios, también se comercializan otros bienes relacionados con la construcción. La empresa decidió separar una red comercial de su estructura. La red comercial separada cumple las condiciones para reconocerla como ZCP. La red se aportará en especie a la empresa de reciente creación. El contribuyente, que realizaba actividades comerciales, tenía alrededor de 100 cajas registradoras. La mayoría de las cajas registradoras se compraron dos años antes. La empresa se pregunta si también podrá transferir las cajas registradoras a la nueva empresa y si tendrá que renunciar al descuento por la compra de cajas registradoras.

En este caso, el negocio se ha incorporado y continúa como una empresa de nueva creación. En tal situación, la caja registradora debe transferirse a la oficina de impuestos, donde se leerá la memoria actual. Es el resultado de la disposición del § 15 párr. 1 del Reglamento sobre cajas registradoras; En el caso de que la caja registradora deje de funcionar en la modalidad fiscal, el contribuyente:

  1. realiza un informe fiscal diario y un informe fiscal periódico (mensual);

  2. presenta una solicitud al jefe de la oficina de impuestos para la lectura de la memoria fiscal de la caja registradora, cuyo modelo se adjunta como Anexo 3 al reglamento, dentro de los 7 días posteriores al final del trabajo de la caja registradora;

  3. presenta una solicitud de cancelación del registro de la caja registradora de los registros mantenidos por el jefe de la oficina de impuestos;

  4. con la ayuda de un técnico de caja registradora, lee el contenido de la memoria fiscal de la caja registradora mediante la preparación de un informe de liquidación para todo el período de trabajo de la caja registradora en presencia de un empleado de la oficina de impuestos.

Después de realizar los pasos anteriores, se debe cargar una nueva memoria. En nuestro caso, el contribuyente compró cajas registradoras y dedujo el crédito fiscal. Cabe recordar que los contribuyentes están obligados a reembolsar los montos deducidos o devueltos gastados en la compra de cajas registradoras, si dentro de los tres años a partir de la fecha de registro:

  1. cesar operaciones;

  2. se abrirá la liquidación;

  3. será declarado en quiebra;

  4. se venderá la empresa o planta (sucursal), y el sucesor legal no realizará la venta a que se refiere el art. 111 seg. 1 del acto;

  5. realizar la deducción en violación de las condiciones a que se refieren los § 2 y 3.

En este caso, sin embargo, la actividad continuará. En tal situación, el contribuyente no estará obligado a devolver el descuento recibido previamente por la compra de la caja registradora. Así lo confirma la interpretación del Director de Información Tributaria Nacional del 13 de mayo de 2019, 0111-KDIB3-2.4012.100.2019.2.MN.

En resumen, el contribuyente no está obligado a reemplazar la caja registradora en caso de transferencia de la ZCP a una nueva entidad. Sin embargo, el empresario debe recordar reemplazar la memoria fiscal en el dispositivo y visitar la autoridad fiscal.