WDT y el comprador no registrados a efectos del IVA - liquidación de impuestos

Impuesto De Servicio

WDT es una especie de equivalente de exportación interna de bienes, pero con un área limitada al territorio de la Unión Europea. Evidentemente, tanto en el caso de los suministros nacionales como intracomunitarios, el rasgo característico es el pago. Uno de los requisitos formales para realizar un suministro intracomunitario es que el comprador disponga de un número de identificación adecuado. Sin embargo, ¿el comprador siempre está obligado a tenerlo? ¡La respuesta está abajo!

WDT como sujeto de impuestos del IVA

De conformidad con el art. 5 seg. 1 de la Ley del IVA, están sujetos a tributación:

  1. entrega pagada de bienes y servicios pagados dentro del territorio del país,
  2. exportación de bienes,
  3. importación de mercancías al territorio del país,
  4. adquisición intracomunitaria de bienes a cambio de una remuneración dentro del territorio del país,
  5. Suministro intracomunitario de bienes.

Según lo indicado por el Tribunal Administrativo Provincial de Varsovia en la sentencia de 24 de abril de 2017, III SA / Wa 345/16:

"El suministro intracomunitario de bienes es una de las actividades sujetas al impuesto sobre bienes y servicios, según lo previsto en el art. 5 seg. 1 punto 5 de la Ley. 7 de la ley, es decir, la entrega de mercancías en el territorio de otro Estado miembro, en las condiciones especificadas en la ley ”.

Según esta definición, para calificar una determinada actividad como suministro intracomunitario de bienes, es necesario que la actividad incluya dos elementos necesarios. El primero es la exportación de mercancías desde el territorio del país al territorio de otro Estado miembro de la UE, y el segundo es que la exportación se produce como resultado de la entrega (acto real).

Similar posición fue adoptada por el Tribunal Supremo Administrativo en su sentencia de 16 de enero de 2019, I FSK 2192/18, donde indicó que el contribuyente debe

"Realizó suministros intracomunitarios y pudo aplicar un tipo de IVA del 0%" es necesario exportar la mercancía del territorio del país al territorio de otro país de la UE, y esta exportación debe realizarse como consecuencia de la entrega ", además "es necesario que el contribuyente entregue a un comprador específico un número de identificación válido y adecuado para las transacciones intracomunitarias y tenga los documentos correspondientes que confirmen la exportación y la entrega de la mercancía entregada al comprador ubicado en el territorio de un Estado miembro distinto del territorio del país ””.

Condiciones para la aplicación de la tasa del 0% por parte del proveedor

La oferta intracomunitaria de bienes está gravada al tipo impositivo del 0%, siempre que:

  1. el contribuyente ha realizado una entrega a un comprador que dispone de un número de identificación válido y válido para transacciones intracomunitarias, asignado por el Estado miembro del comprador, que contiene el código de dos letras utilizado para el impuesto sobre el valor añadido;
  2. el contribuyente, antes del plazo de presentación de la declaración de impuestos para un período impositivo determinado, tiene constancia en su documentación de que los bienes objeto de suministro intracomunitario fueron exportados desde el territorio del país y entregados al comprador dentro del territorio de un Estado miembro distinto del territorio del país;
  3. el contribuyente, al presentar una declaración de impuestos que muestre este suministro de bienes, se registra como contribuyente del IVA de la UE.

Los contribuyentes pueden consultar el estado de la contraparte-comprador en el sitio web oficial del sistema VIES oa través de la Oficina de Intercambio de Información del IVA.

WDT y liquidación de impuestos por parte del comprador

Como la redacción literal del art. 42 seg. 1 de la Ley del IVA, para que el contribuyente pueda beneficiarse de la tasa del 0%, en el momento de la entrega, el contratista (comprador) debe tener un número de identificación adecuado y válido. Por lo tanto, la falta de tal número significaría que el contribuyente no puede utilizar la tasa del 0%.

Sin embargo, la posición de las autoridades fiscales de la UE y Polonia parece moderar estos requisitos formales.

Una de las sentencias más importantes la dictó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que señaló en la sentencia de 27 de septiembre de 2012, C-587/10, que

"Si bien el número de identificación a efectos del IVA acredita la situación fiscal del contribuyente y facilita el control de las transacciones intracomunitarias, es, no obstante, un requisito formal que no puede, en ningún caso, cuestionar la exención del IVA, siempre que se cumplan las condiciones materiales para el suministro intracomunitario ".

De conformidad con el art. 138 seg.1 de la Directiva 2006/112 / CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, sobre el régimen común del impuesto sobre el valor añadido, los Estados miembros eximirán la entrega de mercancías enviadas o transportadas a un destino fuera del territorio de un país determinado, pero dentro del territorio. de la Comunidad, por un vendedor o por el comprador de las mercancías o en su nombre si se cumplen las siguientes condiciones:

  1. los bienes se entregan a otro sujeto pasivo oa una persona jurídica no sujeta a impuestos que actúe como tal en un Estado miembro distinto de aquél en el que comienza la expedición o el transporte de los bienes;
  2. el sujeto pasivo o la persona jurídica no sujeta a impuestos en cuyo nombre se realice la entrega esté identificado a efectos del IVA en un Estado miembro distinto de aquél en el que se inicia la expedición o transporte de las mercancías y haya facilitado al proveedor dicho número de identificación a efectos del IVA.

Teniendo en cuenta el contenido de dicha disposición, la inscripción del comprador en el sistema VIES no constituye un motivo material para eximir del IVA una entrega intracomunitaria. Esta posición también fue adoptada por el TJUE en su sentencia de 9 de febrero de 2017, C-21/16, donde se indicó que

"Artículos 131 y 138 seg. 1 de la Directiva 2006/112 / CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, sobre el sistema común del impuesto sobre el valor añadido, debe interpretarse en el sentido de que excluye a la autoridad fiscal de un Estado miembro determinado de negarse a eximir las entregas intracomunitarias del impuesto sobre el valor añadido sólo porque, en el momento de dicha entrega, el comprador, residente en el Estado miembro de destino y con un número de identificación del impuesto sobre el valor añadido válido para transacciones en ese país, no está registrado en el sistema VIES ni cubierto por el sistema intracomunitario de impuestos sobre adquisiciones, aunque no existe indicio específico de fraude fiscal y se ha establecido que se cumplen las condiciones legales sustantivas para la exención del impuesto sobre el valor agregado. En este caso, el art. 138 seg. 1 de dicha Directiva, interpretada a la luz del principio de proporcionalidad, también se opone a tal denegación si el vendedor conocía la situación del impuesto sobre el valor añadido del comprador y estaba convencido de que el comprador sería posteriormente registrado retroactivamente como operador económico intracomunitario. . Ni la adquisición por parte del comprador de un número de identificación de IVA válido a efectos de transacciones intracomunitarias, ni el registro del comprador en el sistema VIES constituyen motivos sustanciales para eximir del IVA la entrega intracomunitaria. Estos son solo requisitos formales que no pueden socavar el derecho del vendedor a la exención del IVA. Teniendo esto en cuenta, conviene señalar que una disposición nacional puede no supeditar el derecho a aplicar el tipo del 0% para los suministros intracomunitarios del cumplimiento de obligaciones formales, sin tener en cuenta los requisitos materiales y, en particular, sin tener en cuenta la cuestión de si se han cumplido. Las transacciones deben gravarse teniendo en cuenta sus características objetivas.
¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Por otro lado, deben considerarse características objetivas las siguientes:

  1. transferencia del derecho a disponer de las mercancías como propietario al comprador;
  2. el vendedor establece que la mercancía fue enviada o transportada a otro Estado miembro;
  3. ha abandonado físicamente el territorio del Estado miembro de entrega como resultado de un envío o transporte.

De ello se desprende que el principio de neutralidad fiscal expresado en el art. 138 de la Directiva del IVA exige que la exención del IVA se conceda cuando se cumplan las condiciones materiales, incluso si los contribuyentes han omitido determinados requisitos formales.

Sin embargo, ni el art. 138 seg. 1 de la Directiva del IVA, y la jurisprudencia del TJUE no mencionan entre las condiciones legales sustantivas para la existencia de una oferta intracomunitaria la obligación de que el comprador tenga un número de identificación del IVA, y menos aún la obligación de registrar el comprador para transacciones intracomunitarias y registro en el sistema VIES.

Teniendo en cuenta las circunstancias anteriores, conviene señalar que la aplicación del tipo del 0% depende de si hubo realmente una entrega intracomunitaria de bienes en el sentido de las disposiciones del Derecho comunitario. La clasificación de un suministro como transacción intracomunitaria debe basarse en factores objetivos, como el movimiento físico de mercancías entre países, y no únicamente en el cumplimiento de obligaciones formales.

Sin embargo, la posición del Ministerio de Emprendimiento y Tecnología de Polonia parece diferente. Como se explica por el mencionado anteriormente ministerio:

"El registro a efectos del IVA-UE es válido para transacciones tales como suministro intracomunitario, suministro intracomunitario de servicios o servicios intracomunitarios. Gracias a los números NIP-EU, puedes identificar al comprador de tus bienes o servicios como contribuyente activo, que es el requisito básico para aplicar un tipo de IVA específico. Si el comprador de sus bienes o servicios no tenía un número NIP-EU [VAT-EU], como vendedor de bienes o servicios, tendría que gravar la transacción al tipo aplicable a Polonia. Significaría un coste mayor para el comprador, ya que no podría deducir el IVA polaco en su país ".

Según esta posición, incluso si el comprador es un contribuyente del IVA, pero no tiene un número de IVA-UE, la venta de bienes desde el territorio de Polonia al territorio de otro Estado miembro constituye una entrega de bienes intracomunitaria, pero el proveedor no podrá aplicar la tasa del 0%, solo la entrega estaría sujeta a la tasa de IVA adecuada para un producto determinado. Entonces, el proveedor no indica la tasa de IVA del 0% (preferencial) en la factura, sino, por ejemplo, el 23%. La aplicación del tipo del 0% conducirá casi con certeza al inicio de una auditoría fiscal en ausencia del número de IVA-UE del comprador en la factura.