¿Servicios dietéticos prestados a través de Internet y exención del IVA?

Impuesto De Servicio

El desarrollo dinámico de la tecnología significa que cada vez se pueden realizar más servicios a través de Internet. Este fenómeno también incluye los servicios dietéticos. Hay muchos portales en la red que brindan asesoramiento pagado y preparan planes de dieta. ¿Este tipo de servicio puede estar exento de IVA?

Exención por servicios dietéticos

El problema analizado se refiere a la interpretación del contenido de la exención descrita en el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA. Esta disposición establece que los servicios de atención médica para la prevención, preservación, rescate, restauración y mejora de la salud, prestados como parte de la profesión, están exentos de:

  1. médico y dentista;
  2. enfermera y partera;
  3. servicios médicos a que se refiere el art. 2 cláusula 1 punto 2 de la Ley de actividad médica;
  4. psicólogo.

La exención presentada es de naturaleza subjetiva y objetiva. Se debe a personas que tienen una profesión específica y que realizan las actividades previstas en la disposición.

Aunque la profesión de dietista no se ha indicado explícitamente en la disposición anterior, se acepta en general que entra dentro del concepto de profesiones médicas. Por ejemplo, en el Reglamento del Ministerio de Trabajo y Política Social sobre la clasificación de profesiones y especialidades para las necesidades del mercado laboral y el ámbito de su aplicación, los nutricionistas se incluyeron en el grupo 22 "especialistas en salud”, Que también incluye médicos, dentistas, enfermeras y otros (dietista 229301). Por tanto, en el caso de la profesión de dietista, hemos cumplido con el criterio subjetivo. La profesión de dietista es una profesión médica a la que se refiere el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA. Por tanto, nos quedamos con una segunda premisa, a saber, el alcance material. La disposición indica que la exención es utilizada por los servicios destinados a prevenir, preservar, salvar, restaurar y mejorar la salud. Como puede verse, entonces, el propósito de la exención es importante: facilitar la protección de la salud humana, lo que incluye diagnósticos y pruebas para ver si una persona padece una enfermedad y, si es posible, brindarle tratamiento. En otras palabras, el propósito es la clave, no la naturaleza del servicio en sí.

Por tanto, si en un caso concreto se establece que el servicio prestado es un diagnóstico, atención o tratamiento, entonces este tipo de servicio está exento de IVA.

Las condiciones anteriores se cumplen en el caso de ejercer la profesión de dietista. Los servicios dietéticos están destinados a la profilaxis en el campo de la prevención de enfermedades. Por otro lado, los consejos dietéticos introducen patrones de nutrición adecuada y un estilo de vida saludable que afectan directamente la salud del paciente. Los servicios de un dietista se encuentran en el campo de la prevención, preservación, rescate, restauración y mejora de la salud, a que se refiere el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA.

Servicios dietéticos por Internet

Hemos establecido que los servicios típicos de un dietista pueden beneficiarse de la exención descrita en el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA, porque se cumplen tanto las condiciones subjetivas como las objetivas. Llegando a la esencia de nuestro problema, uno debería considerar si las mismas reglas se aplican a la provisión de los mismos servicios a través de Internet.

A este respecto, las autoridades tributarias asumen la posición de que donde no existe una conexión directa con el tratamiento, no existe el derecho a aplicar la exención del IVA. Esta relación solo se puede lograr mediante el contacto directo y el examen del paciente. En una situación en la que los servicios se realizan de forma remota a través de Internet, no existe tal relación, que, según las autoridades fiscales, es la base para denegar el derecho a beneficiarse de la exención del IVA.

Por ejemplo, el Director de la Cámara Fiscal de Bydgoszcz, en la interpretación del 14 de octubre de 2016, ITPP1 / 4512-576 / 16 / AJ, indicó:

"Sin embargo, refiriéndose al tema de la investigación, cabe señalar que los servicios de consulta dietética en el ámbito de la prestación de asesoramiento a través de Internet (a través de Skype) basados ​​en una entrevista dietética, a la luz de las disposiciones legales citadas, no constituyen - a juicio de esta autoridad - los servicios de atención médica, para la prevención, preservación, conservación, restauración y mejora de la salud en el sentido del art. 43 seg. 1 punto 19 del acto.

Por lo tanto, en una situación en la que la Compañía brinda servicios a través de Internet, no hay contacto directo (personal) con los clientes y no hay investigación ni observación de los clientes.Por tanto, los servicios que presta no pueden describirse como servicios de atención médica. No es posible brindar servicios de atención médica sin un examen minucioso de una determinada persona, su observación y atención en el proceso de las actividades médicas, y estas son las condiciones básicas que definen estos servicios.

Así, los servicios en cuestión, prestados a través de Internet por el Solicitante, son en realidad servicios en el ámbito de la prestación de asesoramiento en el ámbito de la dietética, que no pueden considerarse servicios de atención médica, ya que su finalidad principal no es la prevención, conservación, rescate, restauración y mejoramiento de la salud, y por lo tanto no se benefician de la exención del impuesto sobre bienes y servicios a que se refiere el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley ”.
¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!
La posición anterior está firmemente establecida tanto en las interpretaciones emitidas como en las sentencias judiciales. Comúnmente se enfatiza que en el caso de brindar un servicio dietético a través de Internet, no es posible realizar un examen y observación directa del paciente. Sin este elemento, no puede haber beneficio médico. En consecuencia, no se cumple la condición objetiva y, en consecuencia, la exención del art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA no se adeuda. En el caso de los servicios dietéticos prestados a través de Internet, no existe una relación directa con el paciente, lo que excluye la posibilidad de examen y diagnóstico. En estas circunstancias, el propósito de un servicio en línea es solo brindar asesoramiento, no tratamiento. Esto excluye la posibilidad de utilizar la exención descrita. La prestación de servicios de forma remota y el uso de Internet se está convirtiendo en un fenómeno cada vez más popular. Esto también incluye los servicios proporcionados por nutricionistas. Las personas que ejercen esta profesión deben recordar que si bien la prestación de servicios estacionarios reúne las condiciones para beneficiarse de la exención a que se refiere el art. 43 seg. 1 punto 19 de la Ley del IVA, los servicios prestados en línea no pueden estar cubiertos por esta exención, ya que no se cumple la condición objetiva de la exención; en este caso, no hay contacto directo con el paciente.