Habilidades organizativas: ¿por qué son importantes?

Negocio De Servicios

Frases cliché: puede que se nos ocurra cuando veamos una lista completa de habilidades blandas en el anuncio de empleo una vez más. Capacidad de comunicación, habilidades organizativas, habilidades de trabajo en equipo: parece que se ingresan en todas partes, casi sin impulso, y de hecho, lo más importante debería ser difícil, es decir, habilidades medibles. Sin embargo, conviene tener en cuenta que las habilidades blandas son cada vez más importantes en muchas profesiones y su número aumentará en los próximos años. ¿Por qué son tan importantes? ¿Qué son las habilidades organizativas? ¡Sigue leyendo en este artículo!

Habilidades blandas: ¿por qué no debería ignorarlas?

Nos puede parecer que lo más importante deben ser las habilidades que se pueden medir, el llamado trabajo en mano, no nuestros rasgos de carácter. Sin embargo, sin habilidades blandas, ¡realizar tus tareas puede ser realmente difícil!

Las habilidades blandas no se pueden medir. Es difícil para nosotros estimar si nuestras habilidades organizativas se dominan en un 50% o en un 95%. Por tanto, puede parecer que frases en los anuncios de empleo, como dotes de comunicación, buena gestión del tiempo, son solo eslóganes vacíos que cada candidato introduce en su CV.

¡Nada podría estar más equivocado! Es difícil encontrar un empleado realmente bueno que no tenga habilidades sociales. Además, cada vez se valoran más que los duros. ¿Por qué?

La capacidad de trabajar con el equipo, el compromiso con las tareas encomendadas, la buena organización de su trabajo, la comunicación clara de mensajes hacen que el empleado desempeñe mucho mejor sus funciones.

Para los líderes y emprendedores, las habilidades organizativas que pueden mejorar significativamente la calidad de su trabajo deberían ser muy importantes. ¿Qué son y por qué son importantes?

Habilidades organizativas

Puede parecer que las habilidades organizativas son importantes principalmente en el caso de jefes de equipo o emprendedores, pero de hecho se aplican a todos los empleados y pueden ser útiles para cada uno de ellos. En que consisten ¿Por qué son relevantes? ¿Puedes entrenarlos?

En que consisten

Comencemos con lo que constituyen las habilidades organizativas, ya que este concepto se compone de muchos de los rasgos de carácter y comportamientos necesarios en el trabajo diario.

En primer lugar, lo que a menudo viene a la mente primero es la capacidad de organizar su tiempo de trabajo y el de los demás. Se trata de realizar todas las tareas encomendadas, tener un margen de error, delegar tareas, estimar la duración de su ejecución, una buena planificación, etc.

Una buena planificación no se trata solo de hacer el trabajo, sino también de poder establecer prioridades. Sucede que nos enfocamos en tareas sin importancia que ocupan la mayor parte de nuestro tiempo, lo que significa que lo perdemos en los asuntos más importantes.

Las habilidades organizativas también tienen que ver con la puntualidad: respetar el tiempo de otras personas es un tema muy importante porque, como saben, el tiempo es dinero en los negocios. Los retrasos provocados por nosotros pueden hacernos destruir el trabajo de todo el equipo. Una persona organizada siempre se presenta en el trabajo y en las reuniones a una hora determinada.

La buena organización también se asocia con estar listo para trabajar bajo presión de tiempo y estrés, y hacer frente a situaciones de crisis. Una persona así también puede calmar al equipo y sistematizar su trabajo.

Es difícil hablar de un empleado organizado si no mantiene el orden. No se trata solo de lavar los platos y limpiar el polvo del escritorio, sino también de ordenar los documentos, la computadora, etc. Una persona con habilidades organizativas sabe dónde buscar algo que otros necesitan o piden.

Un empleado bien organizado también llega a tiempo. Puede planificar su trabajo de tal manera que cumplir con el plazo no sea un problema para él. Nadie tiene que esperar, nada tarda más, lo cual es muy valioso.

Por lo tanto, las habilidades organizativas son una serie de características que sin duda serán útiles en el trabajo diario y la gestión de personas. Con solo enumerar lo que inventan, su papel en el trabajo diario queda claro. Gracias a ellos, podemos gestionar nuestro trabajo de la mejor manera posible para cumplir con nuestros deberes.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

¿Congénito o adquirido?

Ciertamente, se pueden entrenar habilidades organizativas. ¡Puedes aprender buena planificación, organización, orden, puntualidad y puntualidad! Inicialmente, puede que no tengamos éxito y tendremos que obligarnos a hacerlo, pero si somos constantes, "se convertirá en nuestra sangre".

¡Las habilidades organizativas serán útiles en cualquier profesión! Nos permitirán ser un mejor empleado que pueda planificar su trabajo de tal forma que no tenga problema en entregarlo a tiempo y hacer todo lo mejor posible. Sabremos cuál es nuestra prioridad, en qué enfocarnos y cómo gestionar a los demás. Estas son habilidades muy valiosas para líderes, emprendedores y otros empleados.