Alivio de deudas incobrables: ¿cómo utilizarlo cuando el deudor ya no es un pagador de IVA?

Impuesto De Servicio

La falta de pago por parte del contratista por los servicios prestados o los bienes vendidos permite una "deducción" del IVA pagado. Tal corrección es posible bajo las condiciones legales. Este procedimiento se conoce comúnmente como "alivio de deudas incobrables".

Alivio de deudas incobrables: ¿cuándo se puede utilizar?

El contribuyente podrá ajustar la base imponible y el impuesto adeudado sobre las entregas de bienes o servicios en el territorio del país en el caso de reclamaciones cuya irrecuperableidad haya sido probada. La irrecuperabilidad de las cuentas por cobrar se considera probable si no se ha liquidado o dispuesto de ninguna forma dentro de los 90 días a partir de la fecha de pago especificada en el contrato o en la factura.

El alivio de la deuda incobrable puede liquidarse durante el período en el que se considera probable el incumplimiento. El acreedor está obligado, junto con la declaración de impuestos en la que realiza la corrección, a comunicar al titular de la oficina tributaria que le corresponda, junto con los importes de la corrección y los datos del deudor.

Condiciones de alivio de deudas incobrables

El alivio de la deuda incobrable requiere el cumplimiento de las condiciones establecidas en el art. 89a de la Ley del IVA. Deben cumplirse conjuntamente:

  1. La entrega de bienes o la prestación de servicios se realiza al contribuyente a que se refiere el art. 15 seg. 1 de la Ley del IVA, inscrito como contribuyente activo del IVA, no en proceso de quiebra o liquidación;

  2. el día anterior a la fecha de presentación de la declaración fiscal, en la que se realiza la corrección a que se refiere el apartado 1 1:

a) el acreedor y el deudor son contribuyentes registrados como contribuyentes activos del IVA,

b) el deudor no se encuentra en proceso de reestructuración en el sentido de la Ley de 15 de mayo de 2015 - Ley de Reestructuración, quiebra o liquidación;

  1. No han transcurrido 2 años desde la fecha de emisión de la factura que documente el reclamo, a contar desde el final del año en que se emitió.

¿Cómo calcular 2 años?

El derecho a beneficiarse de la condonación de insolvencia es válido por un período de 2 años, a contar desde el final del año en que se emitió la factura. De acuerdo con la ley tributaria aplicable, el último mes / trimestre en el que se puede realizar un ajuste es diciembre / T4, aunque la declaración para este período se presenta en el año siguiente.

Confirmación del estado fiscal del deudor.

La condición para beneficiarse de la condonación de insolvencias es que la entrega de bienes o la prestación de servicios se realice a un contribuyente activo del IVA. Actualmente, determinar el estado fiscal del deudor es muy simplificado. Fue posible gracias a la lista de entidades registradas como contribuyentes del IVA, desregistradas, así como borradas y restituidas al registro de IVA que lleva el Jefe de la Administración Nacional de Ingresos. Esta lista es válida desde el 1 de septiembre de 2019 y también incluye datos de archivo de los últimos 5 años. Esta lista se actualiza todos los días hábiles. Se dispone de la posibilidad de verificar al contratista, entre otros a través del motor de búsqueda de Internet: https://www.podatki.gov.pl/wykaz-podatnikow-vat-wyszukikuje.

Cabe mencionar las principales razones que hacen que el deudor pierda la condición de contribuyente del IVA:

  • el contribuyente ha notificado el fin de las actividades sujetas a tributación;

  • el contribuyente no existe;

  • a pesar de los intentos documentados realizados, no es posible contactar al contribuyente o su representante;

  • los datos proporcionados en la solicitud de registro VAT-R son incorrectos;

  • el contribuyente o su representante no comparezca a la citación del jefe de la oficina tributaria, el jefe de la oficina de aduanas y tributaria, el director de la cámara de administración tributaria o el jefe de la KAS;

  • la información retenida indica que el contribuyente está llevando a cabo actividades destinadas a utilizar las actividades de los bancos o uniones de crédito para fines relacionados con el fraude fiscal;

  • el contribuyente ha suspendido la realización de la actividad económica sobre la base de las disposiciones relativas a la suspensión de la actividad económica por un período de al menos 6 meses consecutivos;

  • el contribuyente que debe presentar declaraciones no las presentó;

  • el contribuyente emitió facturas o facturas correctivas que documentaron actividades que no se realizaron;

  • el contribuyente, en el desempeño de su actividad comercial, sabía o tenía motivos razonables para creer que los proveedores o compradores que están directa o indirectamente involucrados en el suministro del mismo bien o servicio, participan en la liquidación tributaria no confiable a fin de obtener una ventaja financiera;

  • contra la entidad, el tribunal ha dictaminado, sobre la base de disposiciones separadas, prohibiendo la actividad comercial;

  • liquidación de negocios o muerte de un contribuyente.

Sin estado de contribuyente de IVA y alivio de la deuda incobrable

Las disposiciones polacas de la Ley del IVA exigen explícitamente que, el día anterior a la presentación de la declaración del IVA, tanto el acreedor como el deudor deben ser contribuyentes registrados como contribuyentes activos del IVA. El cumplimiento de todas las demás condiciones sin que el deudor tenga la condición de contribuyente del IVA da lugar a la imposibilidad de beneficiarse de la denominada alivio de la deuda incobrable. Las autoridades fiscales presentan una posición similar. Por ejemplo, el Director de Información Tributaria Nacional en la interpretación individual de la ley tributaria del 18 de marzo de 2019, No. 0112-KDIL2-2.4012.30.2019.2.JK, manifestó que en una situación donde:
„[…] El deudor, en el día anterior a la fecha de presentación de la declaración de impuestos, en la que se ajusta el impuesto sobre la salida por cobrar por cobrar, no está registrado como contribuyente activo del IVA. [...] no se cumplirá resultante de la disposición del art. 89a párrafo. 2 punto 3 encendido. a de la Ley, una de las condiciones para la posibilidad de que el Solicitante (vendedor) reduzca el impuesto adeudado en la forma prevista en el art. 89a párrafo. 1 del acto […] ”. ¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Sin embargo, cabe destacar que el Tribunal Administrativo Supremo remitió una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea el 6 de diciembre de 2018 en relación con las restricciones en la aplicación de la condonación de insolvencias derivadas de la Ley de Valor Añadido de Polonia. Impuesto. Hasta que se prepare la publicación, no existe un fallo del TJUE sobre el mencionado resoluciones preliminares.

Jurisprudencia del TJUE

La ley checa, al igual que la polaca, hace que sea imposible hacer una corrección en caso de que el deudor haya dejado de ser contribuyente del IVA. En la práctica, esto significa que si el deudor no tiene la condición de contribuyente del IVA, a pesar de que este hecho es independiente de la voluntad del acreedor y de la transacción en sí, la corrección es inadmisible. En la sentencia del TJUE de 8 de mayo de 2019, C-127/18, podemos leer que las disposiciones sobre la reparación de insolvencias violan las disposiciones de la directiva de la UE. La sentencia emitida se refería a un contribuyente checo, pero puede ser de gran importancia para los empresarios polacos.

Al contribuyente checo se le negó el derecho de reembolso por la corrección de las cuentas por cobrar impagas del contratista. La empresa checa no estuvo de acuerdo con esta posición, interponiendo un recurso de apelación y luego una denuncia contra la decisión emitida. El Tribunal Supremo Administrativo (Naczelny Sąd Administracyjny) remitió una cuestión prejudicial al TJUE y, a la espera de su emisión, suspendió el procedimiento al respecto. Estas preguntas se referían a la legitimidad de introducir en el ordenamiento jurídico interno disposiciones que especifiquen condiciones adicionales para obtener una devolución de impuestos, p. Ej. tener la condición de contribuyente del IVA.

En respuesta a las preguntas preliminares del tribunal, el TJUE estuvo de acuerdo con el contribuyente checo. En esta sentencia, el TJUE indicó que la supresión del contratista (deudor) del registro de contribuyentes del IVA puede ser una prueba de la irrecuperación de la deuda, y no una condición que impida la corrección de la base imponible y del impuesto sobre la renta. Negarse a hacer una corrección bajo el llamado El alivio de la deuda incobrable es una violación del principio de neutralidad del IVA. Es cierto que el TJUE admitió que los Estados miembros tienen derecho a introducir soluciones destinadas a prevenir el fraude fiscal, pero estas soluciones no pueden socavar el principio de neutralidad del IVA.

El TJUE también señaló que el consentimiento de un acreedor imponible para reducir la base imponible del IVA cuando el deudor no paga los servicios o bienes que se le suministran, y que entre tanto se ha convertido en una entidad no sujeta a impuestos, crea un riesgo particular de evasión. . de la tributación o la elusión fiscal.

En resumen, según la redacción literal de las disposiciones de la Ley del IVA, el hecho de que el deudor deje de ser un contribuyente activo del IVA significa que no se puede aplicar la condonación de insolvencias. No existe ninguna disposición en la legislación polaca o de la UE que diga directamente que las sentencias del TJUE son vinculantes para los tribunales nacionales; sin embargo, todas las autoridades estatales deben respetar la legislación de la UE y, por tanto, también las sentencias del TJUE. Por lo tanto, existe la posibilidad de que en un futuro próximo los contribuyentes polacos puedan corregir el IVA no pagado por el deudor, incluso si ya no tiene la condición de contribuyente del IVA.