Préstamos otorgados a empleados por el lugar de trabajo

Servicio

En la situación actual del mercado laboral, las plantas están tratando de retener a los mejores especialistas o atraerlos. Para ello, además de su salario, ofrecen numerosos beneficios. Uno de ellos es la concesión de préstamos a empleados.

Acuerdo de prestamo

Según el art. 720 § 1 de la Ley del Código Civil (en lo sucesivo, el Código Civil) mediante el contrato de préstamo, el prestamista se compromete a transferir a la propiedad expropiada una cierta cantidad de dinero o artículos marcados únicamente con respecto a la especie, y el tomador se compromete a para devolver la misma cantidad de dinero o la misma cantidad de artículos del mismo tipo y de la misma calidad.

Por su naturaleza, el contrato de préstamo requiere que el prestatario devuelva la misma cantidad de dinero. Así, desde el punto de vista del impuesto sobre la renta de las personas físicas, el monto del préstamo es un monto reembolsable; como se desprende de la definición anterior, el prestatario debe reembolsarlo. En consecuencia, el préstamo en sí no constituye una renta imponible para el prestatario, ya que como resultado de su concesión, no existe una ganancia patrimonial permanente para el empleado. Dependiendo de la forma en que las partes formen el contrato de préstamo, éste puede adoptar la forma de un contrato gratuito o de pago, en el que el prestatario estará obligado a pagar intereses. El contrato de préstamo es un contrato de consenso. Entra en vigor mediante declaraciones de voluntad unánimes.

Fiscalidad de la relación laboral y concesión de préstamos a empleados

En la redacción del art. 10 seg. 1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, la Ley PIT), se han definido fuentes de ingresos, donde, entre otros, en el punto 1: producción agrícola, trabajo a domicilio, jubilación o invalidez.

De conformidad con el art. 12 seg. 1 de la Ley PIT, todo tipo de pagos en efectivo y el valor monetario de las prestaciones en especie o sus equivalentes, independientemente de la fuente de financiación de estos pagos y prestaciones, y en particular: retribución básica, retribución por horas extraordinarias, diversos tipos de bonificaciones, premios, equivalentes por licencia no utilizada y cualquier otro monto, independientemente de que su monto haya sido determinado por adelantado, y también los beneficios en efectivo incurridos para el empleado, así como el valor de otros beneficios impagos o parcialmente pagados.

La expresión "en particular" utilizada en esta disposición significa que la disposición contiene solo un cálculo ejemplar de los ingresos de la relación laboral, que son todo tipo de pagos en efectivo realizados por el empleador o beneficios recibidos de él de forma gratuita o parcialmente pagados.

El valor monetario de otros beneficios gratuitos o parcialmente pagados se determinará de acuerdo con los principios establecidos en el art. 11 seg. 2-2b (véase el artículo 12 (3) de la Ley PIT).

De conformidad con el art. 11 seg. 2a de la Ley PIT, el valor monetario de otros beneficios gratuitos se determina de la siguiente manera:

  1. si el objeto del servicio son los servicios que entran en el ámbito de la actividad económica del proveedor de servicios, de acuerdo con los precios aplicados a otros destinatarios;

  2. si el tema de los beneficios son los servicios adquiridos, de acuerdo con el precio de compra;

  3. si el objeto de los beneficios es la provisión de un piso o edificio - según el equivalente al alquiler que se pagaría en caso de concluir un contrato de arrendamiento por este local o edificio;

  4. en otros casos, sobre la base de los precios de mercado utilizados en la prestación de servicios o la prestación de artículos o derechos del mismo tipo y especie, teniendo en cuenta, en particular, su estado y grado de desgaste y el momento y lugar de puesta a disposición.

En el caso de que el beneficio sea parcialmente pagadero, la renta del contribuyente es la diferencia entre el valor del beneficio determinado de acuerdo con los principios a que se refiere el párrafo 2 o 2a y la tasa a cargo del contribuyente (artículo 11 (2b) de la Ley PIT).

Por lo tanto, los ingresos de la relación laboral incluyen no solo las prestaciones en especie o en efectivo, sino también el valor de las prestaciones no pagadas o parcialmente pagadas.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Interés reducido - Ingresos

Como describimos en la introducción, el propósito de los préstamos de la empresa es alentar a las personas a aceptar un trabajo o mantener a los empleados en la planta. Por tanto, estos préstamos se conceden en condiciones muy preferenciales.

Ejemplo 1.

La planta de fabricación de ventanas decidió introducir la posibilidad de solicitar un préstamo a la empresa. Se financian con capital circulante. La planta introdujo regulaciones para su otorgamiento. Además, los términos de concesión y reembolso del préstamo se especifican en el contrato de préstamo individual. Está por escrito. El contrato de préstamo incluye el consentimiento del empleado para deducir los pagos del préstamo en cuotas directamente de la remuneración que se le debe por el trabajo. El objeto de la actividad del establecimiento no incluye la actividad empresarial en el ámbito de la concesión de préstamos. El tipo de interés de los préstamos no es de mercado y asciende al 2% anual. El lugar de trabajo se pregunta si los ingresos no se generan por parte de los prestatarios en este caso.

En esta situación, es importante que el lugar de trabajo no realice negocios en el campo de la concesión de préstamos o créditos. Además, lo que es importante, las reglas para la concesión de estos préstamos se aplican de acuerdo con reglas uniformes para todos los empleados (reglamentos). Si a un empleado se le concede un préstamo sin intereses por parte de los empleados, no hay ingresos por los beneficios gratuitos a que se refiere el art. 12 seg. 1 de la Ley PIT en relación con la recepción de un préstamo sin intereses.

La confirmación de lo anterior se puede encontrar en la interpretación individual del Director de la Cámara Fiscal de Łódź de 23 de diciembre de 2013, número IPTPB1 / 415-599 / 13-4 / AP:

"En vista de lo anterior, tomando en cuenta la descripción de los hechos presentados en la solicitud y las disposiciones legales al respecto, cabe señalar que dado que las partes del contrato de préstamo no reservaron intereses, esta acción no resultará en los empleados del Solicitante que generen ingresos por beneficios gratuitos. Por lo tanto, el Solicitante no estará obligado a pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Lo anterior significa que en los hechos presentados, la recaudación tributaria no surgirá y, por lo tanto, no se imputarán al Solicitante las obligaciones del pagador ".

Teniendo en cuenta lo anterior, conviene precisar que la recepción de un préstamo sin intereses no generará ingresos para el empleado que aumenten la base imponible con el IRPF.

Si se concede un préstamo sin intereses a un empleado, el valor del interés hipotético no constituirá el ingreso del empleado en el sentido de la Ley PIT.