Fondos no sujetos a ejecución judicial o administrativa recibidos del estado

Sitio Web

Debido a la epidemia de coronavirus, los contribuyentes obtuvieron fondos adicionales del estado para fines relacionados con sus actividades comerciales. El legislador no reglamentó si los fondos obtenidos al amparo de escudos anticrisis o de otras instituciones están sujetos a ejecución judicial o administrativa, por lo que los alguaciles podrían someterlos a las ejecuciones antes mencionadas. Veamos cuáles son las posibles medidas que no son susceptibles de ejecución judicial o administrativa.

¿Qué es la ejecución judicial?

Es en vano encontrar una definición de ejecución judicial en el Código de Procedimiento Civil. No existen obstáculos para remitir la materia de ejecución en su definición al procedimiento de ejecución. Los procedimientos de ejecución están regulados en la Parte III del Código: esta es la acción de las partes y los órganos de ejecución destinados a satisfacer a los acreedores. Independientemente de los deseos del deudor, éstos son forzar los beneficios especificados en el auto de ejecución de la propiedad del deudor por coacción.

Los casos de ejecución son competencia de los tribunales de distrito y de los alguaciles que operan en estos tribunales, y los alguaciles de los tribunales realizan las actividades de ejecución (excepto las acciones reservadas a los tribunales).

¿Qué es la ejecución administrativa?

La ejecución administrativa es una serie de acciones tomadas por los organismos encargados de hacer cumplir la ley contra las personas responsables y otros participantes en disputas, y su propósito es la implementación final de leyes y reglamentos sustantivos. Tales actividades incluyen el comportamiento procesal que resuelve los problemas procesales que surgen durante una demanda, y el comportamiento obligatorio, que es el comportamiento real.

Medidas no sujetas a ejecución judicial o administrativa

Como parte de Shield 4.0, el legislador reguló que los fondos recibidos del estado no están sujetos a ejecución judicial o administrativa. Esto se aplica a los fondos recibidos, entre otros, de como parte de:

  • préstamo no reembolsable del Fondo Laboral para cubrir los costos de funcionamiento de una microempresa;

  • cofinanciar los salarios de los empleados, personas empleadas en virtud de un contrato de maquila o contrato de mandato u otro contrato para la prestación de servicios;

  • subvencionar los costes de funcionamiento de una empresa por cuenta propia;

  • subvencionar los salarios de las personas empleadas por organizaciones no gubernamentales y otras entidades que realicen actividades de beneficio público;

  • cofinanciamiento con fondos FGŚP para la remuneración de los empleados no cubiertos por tiempo de inactividad, tiempo de inactividad económica o reducción del tiempo de trabajo como consecuencia de COVID-19.

Además, estos fondos, cuando se transfieren a una cuenta de pago, están libres de incautación sobre la base de una orden judicial o administrativa de ejecución. Excepción: la ejecución se lleva a cabo en beneficio de las personas a las que se les haya transferido la remuneración y las cotizaciones a la seguridad social debidas por estas remuneraciones. De conformidad con el art. 98 de la Ley de subsidios a la tasa de interés de los préstamos bancarios otorgados a empresarios afectados por los efectos del COVID-19 y de trámites simplificados para la aprobación de un convenio en relación con la ocurrencia del COVID-19, si, antes de la fecha de entrada En vigencia de esta Ley, se incautaron fondos en el curso de la ejecución debido a los subsidios pagados a los empresarios, o mencionado anteriormente, la aplicación adicional de estos fondos es inaceptable, y se devuelven las sumas incautadas y no distribuidas.