Ventas sobre el margen del automóvil con IVA después de la reparación: ¿es posible?

Impuesto De Servicio

Básicamente, la base de la tributación del IVA es la remuneración recibida por los bienes entregados o el servicio prestado. El contenido de la ley, sin embargo, prevé un procedimiento especial en determinados casos, en virtud de los cuales el margen está sujeto a impuestos. Es en el contexto de este método de liquidación de impuestos que trataremos el caso en el que analizaremos si es posible la venta del margen del coche por el IVA después de la reparación.

¿Qué es el margen de IVA?

Como regla general expresada en el art. 29a párrafo. 1 de la Ley del IVA, la base imponible, sujeto al párrafo 2-5, art. 30a-30c, art. 32, art. 119 y art. 120 párrafo 4 y 5, es todo aquello que constituye el pago que el proveedor de bienes o prestador de servicios ha recibido o va a recibir del comprador, destinatario o de un tercero. La excepción aquí analizada es precisamente la reserva contenida en el art. 120 párrafo 4 de la Ley del IVA. Esta disposición indica que en el caso de un contribuyente que suministre bienes de segunda mano, obras de arte, artículos de colección o antigüedades previamente adquiridos por ese contribuyente como parte de su negocio con fines de reventa, la base imponible es el margen que constituye la diferencia. entre el monto de la venta y el monto de la compra, menos el monto del impuesto.

Vale la pena explicar algunos conceptos relacionados con este método particular de determinación de la base imponible. Se entiende por monto de la venta el monto total que el contribuyente ha recibido o va a recibir por el suministro de bienes del comprador o de un tercero, incluyendo los subsidios recibidos, subsidios y otros recargos directamente relacionados con este suministro, impuestos, derechos, tasas y demás cargas de análoga naturaleza y costes adicionales, tales como comisiones, embalajes, transporte y gastos de seguro, que el contribuyente cobra al comprador, con excepción de las cantidades a que se refiere el artículo 1o. 29a párrafo. 7 (artículo 120 (1) (5) de la Ley). Por otro lado, se entiende por importe de compra todos los componentes de la retribución a que se refiere el punto 5, que el proveedor de bienes ha recibido o va a recibir del contribuyente (artículo 120 (1) (6) de la Ley). . También debe agregarse que de conformidad con el art. 120 párrafo 1 punto 4 de la Ley del IVA, los bienes de segunda mano se entienden como bienes materiales muebles aptos para su uso posterior en su estado actual o después de su reparación, distintos de los especificados en los puntos 1-3 y distintos de los metales preciosos o piedras preciosas.

También debe tenerse en cuenta que de conformidad con el art. 120 párrafo 10 de la Ley del IVA, el procedimiento de margen se aplica solo a los bienes de segunda mano adquiridos en:

  1. una persona natural, persona jurídica o unidad organizativa sin personalidad jurídica, no siendo contribuyente, a que se refiere el art. 15, o un impuesto al valor agregado no imponible;
  2. contribuyentes a que se refiere el artículo 1. 15, si el suministro de estos bienes estaba exento de impuestos de conformidad con el art. 43 seg. 1 párrafo 2 o artículo. 113;
  3. contribuyentes, si la entrega de estos bienes fue gravada de acuerdo con el párrafo 4 y 5;
  4. contribuyentes del impuesto al valor agregado, si la entrega de estos bienes estuviese exenta de impuestos en los términos correspondientes a la normativa contenida en el art. 43 seg. 1 párrafo 2 o artículo. 113;
  5. contribuyentes del impuesto al valor agregado, si la entrega de estos bienes estuvo sujeta al impuesto al valor agregado en los términos correspondientes a la normativa contenida en el párrafo 4 y 5, y el comprador tiene documentos que confirman claramente la adquisición de bienes bajo estos principios.

Simplificando lo anterior, se puede indicar que la compra de bienes de segunda mano debe realizarse a personas físicas que no realicen actividad empresarial, contribuyentes exentos de IVA u otros contribuyentes que utilicen el procedimiento de margen de IVA.

A la luz de lo anterior, se puede señalar, por tanto, que el margen del IVA es una forma especial de imposición en la que la base imponible es el margen que constituye la diferencia entre el importe de la venta y el importe de la compra, menos el importe del impuesto. Sin embargo, este procedimiento se aplica solo a los bienes de segunda mano que se compraron para la reventa y la adquisición se realizó a las entidades a las que se refiere el art. 120 párrafo 10 de la Ley del IVA. Además, cabe señalar que la definición de bienes de segunda mano establece que pueden ser bienes que hayan sido reparados.

La venta de un automóvil usado que es reparable y comprado para reventa de una entidad específica contra pago puede estar sujeta a impuestos bajo el mecanismo de margen de IVA.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Ventas sobre el margen del automóvil con IVA después de la reparación: ¿la reparación aumenta los costos de compra?

Un automóvil usado comprado para reventa se puede comprar en una condición que requiera reparación. Incurrir en este tipo de gastos es una carga para el contribuyente, por lo que surge la pregunta de si dichos costos pueden ser contabilizados bajo el procedimiento de margen de IVA aumentando los costos de adquisición.

Lamentablemente, el análisis de la normativa muestra claramente que este tipo de gasto no puede tratarse como un importe de compra. Las disposiciones citadas anteriormente muestran que la base imponible es el margen que constituye la diferencia entre el importe de la venta y el importe de la compra, menos el importe del impuesto. Art. 120 seg. 1 punto 6 de la Ley del IVA, por otro lado, contiene una definición legal del monto de compra, que establece que es el monto total por la compra de bienes al proveedor. Como resultado, solo el monto de la compra se tiene en cuenta en la liquidación de impuestos, que no puede incrementarse por los costos de reparación o los costos de compra de repuestos.

Gastos de reparación y compra de repuestos para un automóvil usado revendido bajo el procedimiento de IVA, el margen no se puede agregar a los costos de compra. En otras palabras, no se contabilizan en este procedimiento.

Deducción del IVA en la compra de repuestos y servicios de reparación

Si no es posible incluir los gastos anteriores como parte del esquema de margen, ¿cómo debe tratarlos el contribuyente? En primer lugar, surge la pregunta de si es posible deducir el IVA por la compra de dichos bienes y servicios.

Esta cuestión es tan problemática que el principio de deducción del impuesto soportado expresado en el art. 86 seg. 1 de la Ley del IVA establece que, en la medida en que los bienes y servicios se utilicen para realizar actividades imponibles, el contribuyente a que se refiere el art. 15, tiene derecho a reducir el monto del impuesto a pagar por el monto del impuesto soportado, sujeto al artículo 22. 114, art. 119 párrafo. 4, art. 120 párrafo 17 y 19 y artículo. 124.

Según la reserva contenida en el art. 120 párrafo 19 de la Ley del IVA, la reducción del importe o la devolución de la diferencia del impuesto sobre la renta no se aplica a los bienes de segunda mano, obras de arte, artículos de colección y antigüedades adquiridos por el contribuyente, si estuvieran sujetos a tributación en de acuerdo con el procedimiento de margen de IVA. En consecuencia, para los bienes de segunda mano adquiridos, que luego estarán sujetos a tributación bajo el procedimiento especial establecido en el art. 120 párrafo 4 de la Ley del IVA, no se debe el derecho a deducir el impuesto soportado.

Afortunadamente para los contribuyentes, tanto las autoridades fiscales como los tribunales administrativos están de acuerdo en que, dado que los gastos de reparación y la compra de repuestos no se pueden liquidar mediante el procedimiento de margen, aquí solo no se aplicará el derecho a deducir el impuesto soportado sobre la compra. En consecuencia, independientemente de la aplicación del procedimiento de margen en la reventa de un automóvil usado, el contribuyente se reserva el derecho a deducir el IVA de los gastos incurridos. Este derecho se mantendrá independientemente de que el margen establecido sea positivo o negativo.

Como puede leerse en la sentencia del Tribunal Administrativo Provincial de Varsovia de 13 de octubre de 2016, III SA / Wa 3061/16: "A juicio de la Corte, a partir de lo dispuesto en el art. 120 párrafo 19 de la Ley del IVA muestra que la prohibición de la deducción se aplica únicamente a los productos específicos enumerados en esa disposición, y no la prohibición de deducir el impuesto soportado en absoluto. Esto significa que un contribuyente cuya actividad en el campo del suministro de bienes de segunda mano esté gravada de acuerdo con un procedimiento fiscal especial (margen, de conformidad con el artículo 120, apartado 4, de la Ley del IVA), tiene derecho a reducir la producción. impuesto por impuesto soportado relacionado con la compra de bienes y servicios. que constituyen los gastos de la denominada costes, por ejemplo, compra de material de oficina, piezas de automóvil, servicios de reparación de automóviles […]. Por lo tanto, el vendedor puede deducir el impuesto que se cobra sobre el costo de reparación y renovación de las cosas que luego se venden bajo el procedimiento del impuesto al margen. Es un impuesto relacionado con las ventas sujetas a impuestos.”.

Hay que destacar muy claramente que el derecho a deducir contenido en el art. 120 párrafo 19 de la Ley del IVA se refieren únicamente a los bienes de segunda mano a los que se aplica el procedimiento de margen. Tales excepciones a la regla general deben interpretarse de manera estricta y no puede aplicarse aquí una interpretación amplia, por lo que los gastos que no se rigen por ese procedimiento tampoco quedan automáticamente excluidos del derecho a deducción.

Las autoridades fiscales tienen un enfoque similar al tema anterior. Por ejemplo, el Director de Información Tributaria Nacional, en la interpretación del 4 de junio de 2018, 0114-KDIP1-3.4012.209.2018.1.JF, indicó que el considerado Art. 120 párrafo 19 de la Ley del IVA no se aplica a todos los bienes o servicios potenciales adquiridos en relación con bienes de segunda mano, sino solo a aquellos que se liquidan estrictamente bajo el procedimiento del margen del IVA. Por lo tanto, dado que el margen del IVA no se aplica a los costos de reparación y compra de repuestos, volvemos a la regla general relativa al derecho a deducir el impuesto soportado expresado en el art. 86 seg. 1 de la Ley del IVA. En consecuencia, si se cumplen las condiciones generales de deducción del IVA, el contribuyente podrá ejercitar este derecho.

Los gastos incurridos por la compra de repuestos y reparaciones no pueden incluirse en el procedimiento de margen de IVA, pero el impuesto cobrado en términos generales puede deducirse de ellos, lo que naturalmente se aplica a los contribuyentes activos del IVA.

Los argumentos presentados sugieren que reparar automóviles usados ​​y revenderlos bajo el procedimiento del IVA puede convertirse en una trampa fiscal. Como puede ver, los gastos de reparación no se contabilizan en el procedimiento de margen, sino como parte de una deducción típica del impuesto soportado sobre la compra realizada. Para los contribuyentes que venden un automóvil con IVA, el margen del automóvil después de la reparación, esta situación puede resultar confusa.