Ingresos por el uso de un teléfono celular de la empresa: ¿cuándo está disponible?

Impuesto De Servicio

Los empleados que reciben teléfonos comerciales de sus empleadores suelen tener dudas sobre si, en el caso de utilizarlos para sus llamadas privadas, generan ingresos por utilizar el teléfono móvil de la empresa desde el llamado Beneficios gratuitos. Este problema afecta a muchos contribuyentes, por lo que examinaremos más de cerca las regulaciones e interpretaciones que regulan este tema.

¿Qué son los ingresos por beneficios gratuitos?

Todas las cuestiones se refieren a la cuestión de los posibles ingresos de las prestaciones gratuitas. Por tanto, en primer lugar conviene aclarar cuando se trata de tales beneficios.

De conformidad con el art. 11 seg. 1 de la Ley PIT, los ingresos son el dinero y los valores en efectivo recibidos o puestos a disposición del contribuyente en el año calendario, así como el valor de los beneficios recibidos en especie y otros beneficios gratuitos.

Basado en el artículo. 11 seg. 2a arriba de la Ley, se determina el valor monetario de otros beneficios gratuitos:

  1. si el objeto del servicio son los servicios que entran en el ámbito de la actividad económica del proveedor de servicios, de acuerdo con los precios aplicados a otros destinatarios;
  2. si el tema de los beneficios son los servicios adquiridos, de acuerdo con el precio de compra;
  3. si el objeto de los beneficios es la provisión de un piso o edificio - según el equivalente al alquiler que se pagaría en caso de concluir un contrato de arrendamiento por este local o edificio;
  4. en otros casos, sobre la base de los precios de mercado utilizados en la prestación de servicios o la prestación de artículos o derechos del mismo tipo y especie, teniendo en cuenta, en particular, su estado y grado de desgaste y el momento y lugar de puesta a disposición.

Como se indica en el art. 12 seg. 1 de la Ley PIT, los ingresos de una relación de servicio, relación laboral, tareas a domicilio y una relación laboral cooperativa son todos tipos de pagos en efectivo y el valor monetario de las prestaciones en especie o sus equivalentes, independientemente de la fuente de financiación de estos pagos y prestaciones. en particular: salarios básicos, remuneración por horas extraordinarias, diversos tipos de subsidios, premios, equivalentes por vacaciones no utilizadas y todos los demás montos, independientemente de que su monto haya sido determinado por adelantado, y además, los beneficios en efectivo incurridos para el empleado, así como el valor de otros beneficios impagos o beneficios parcialmente pagados.

Según el art. 12 seg. 3 de la Ley PIT, el valor monetario de otros beneficios gratuitos o parcialmente pagados se determina de acuerdo con los principios establecidos en el art. 11 seg. 2–2b.

En general, se puede afirmar que los ingresos por beneficios gratuitos se producen siempre que una entidad obtiene un beneficio específico sin necesidad de realizar ningún servicio equivalente. En este contexto, el uso de un teléfono del trabajo por parte de un empleado para sus conversaciones privadas sin duda califica como ingreso por prestaciones gratuitas. Los ingresos por prestaciones gratuitas son un tipo de ingresos fiscales de los empleados que se clasifican como derivados de una relación laboral. Básicamente, este tipo de ingresos está sujeto al impuesto sobre la renta.

Sentencia del Tribunal Constitucional sobre prestaciones gratuitas

La cuestión de los ingresos por prestaciones gratuitas no se explica con precisión en la normativa fiscal. Esto generó muchas dudas sobre la interpretación correcta de cuándo podemos decir realmente que esos ingresos realmente surgen.

Debido a las numerosas discrepancias y a la posición inconsistente de los tribunales, el Tribunal Constitucional intervino en el caso, que en su sentencia de 8 de julio de 2014 (K 7/13) señaló que los beneficios gratuitos pueden incluir aquellos que:

  • en primer lugar, se cumplieron con el consentimiento del empleado (los utilizó de forma totalmente voluntaria);
  • en segundo lugar, se cumplieron en su interés (y no en el interés de su empleador) y le han brindado la ventaja de aumentar sus activos o evitar un gasto en el que tendría que incurrir;
  • En tercer lugar, el beneficio es medible y se atribuye a un empleado individual (generalmente no está disponible para todas las entidades).

A la luz de la sentencia del Tribunal Constitucional, es fundamental determinar si, en un caso determinado, un servicio gratuito es específico, sin un servicio específico y asignado individualmente, ya que no existen bases para determinar los ingresos por prestaciones gratuitas. En otras palabras, para atribuir ingresos a un empleado, debe ser medible. El criterio básico que debe usarse para determinar si hay ingresos por beneficios gratuitos por parte del empleado es la ocurrencia de un beneficio material medible o un ahorro de costos medible. Si un beneficio determinado no es específico, no podemos hablar de renta imponible.

¿Cómo afecta la sentencia del Tribunal Constitucional a la determinación de posibles ingresos?

En el contexto del juicio anterior, en primer lugar debe considerarse si existe un beneficio financiero específico y medible por parte del empleado o un ahorro de costos identificable. Al trasladar esto al problema analizado por nosotros, podemos indicar que no es posible determinar los ingresos que genera un empleado utilizando un teléfono de empresa. En general, una suscripción a un teléfono incluye un monto fijo mensual sin especificar el costo de un minuto o un SMS. En estas circunstancias, no es realista determinar qué valor específico de ingresos se genera por parte del empleado debido al uso de la celda para fines privados.

Tal posición también fue expresada por el Director de Información Tributaria Nacional en la interpretación de 8 de julio de 2019, No. 0112-KDIL3-1.4011.149.2019.1.KF, donde se indicó:

“No es posible determinar la cantidad de ingresos generados para un empleado determinado. Debido a que el contrato no especifica el costo por minuto de conexión, envío de mensaje de texto o mms, o por una unidad de transferencia de datos en la opción de una suscripción pactada (tarifa fija), no es posible determinar (basado en en facturación) los costos de usar el teléfono para fines privados. Por otro lado, dividir el abono a tanto alzado por el número de llamadas, mensajes de texto, mms y unidades de transferencia de datos indicados en la factura daría lugar a una diferenciación no autorizada del valor del mismo beneficio, porque en función del número de llamadas realizadas , mensajes de texto enviados, mms, de las unidades de transferencia de datos utilizadas, este valor sería diferente, mientras que el monto total de la suscripción es el mismo. ' El uso de un teléfono de la empresa por parte de un empleado para llamadas privadas no genera ingresos del empleado por beneficios gratuitos debido a la imposibilidad de una determinación inequívoca y específica de los ingresos en este caso.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

¿No habrá ingresos por el uso del teléfono móvil de la empresa en cada caso?

Analizando el contenido de la interpretación individual presentada, podemos llegar a la conclusión de que existen situaciones posibles en las que pueden surgir ingresos por prestaciones gratuitas por parte del empleado. Este será el caso cuando el contrato celebrado con el operador móvil estipule la tarifa por minuto de llamada, el costo de un SMS y las unidades de transferencia de datos utilizadas. En teoría, en tales casos, los ingresos por el uso de un teléfono celular de la empresa se determinan sobre la base de la facturación de las llamadas.

En tal situación, el empleador estaría obligado a recaudar impuestos sobre las prestaciones gratuitas derivadas del empleado. De conformidad con el art. 31 de la Ley PIT, las personas naturales, personas jurídicas y unidades organizativas sin personalidad jurídica, en adelante establecimientos de empleo, están obligados como contribuyentes a calcular y cobrar los anticipos del impuesto sobre la renta durante el año de las personas que perciban rentas de estos establecimientos por un servicio. relación, relación laboral, trabajo a domicilio o relación laboral cooperativa, prestaciones en efectivo de la seguridad social pagadas por los establecimientos de trabajo y en las cooperativas de trabajo: pagos por participación en el saldo excedente.

Eso sí, debes ser consciente de las dificultades asociadas a este tipo de operaciones, que consistirían en un análisis preciso de la facturación de las llamadas cada mes y detallar qué llamadas eran privadas y cuáles se realizaban con fines corporativos. Si el contrato celebrado con el operador permite especificar el valor de las llamadas privadas individuales, entonces se trata de un ingreso específico y medible generado por parte del empleado. En tal situación, ya hay ingresos por prestaciones impagas derivadas de la relación laboral. El empleador está obligado a cobrar un anticipo de impuestos mensual de los ingresos. Pasando al resumen de este artículo, cabe destacar que los ingresos por el uso de una celda de la empresa para fines privados se consideran un tipo de ingresos por prestaciones gratuitas. Sin embargo, a la luz de la sentencia del Tribunal Constitucional, conviene recordar que la atribución real de dichos ingresos a un empleado sólo puede tener lugar cuando se trata de un beneficio específico. Si, por el contrario, no es posible indicar el monto exacto del beneficio material obtenido, entonces no podemos hablar de ingresos por beneficios gratuitos.