Fiscalidad de las ganancias en concursos

Impuesto De Servicio

Los ingresos obtenidos por participar en el concurso, dependiendo de la fuente y monto, pueden estar sujetos a impuestos o exentos. La práctica muestra que las cuestiones relacionadas con la liquidación de las indemnizaciones recibidas causan problemas a los contribuyentes. Comprueba cómo se ve la fiscalidad de las ganancias en las competiciones.

De conformidad con el art. 30 segundos. 1 punto 2 de la Ley PIT, se recauda un impuesto sobre la renta a tanto alzado en la cantidad de 10 sobre los ingresos (ingresos) de las ganancias en concursos, juegos y apuestas mutuas o premios relacionados con las ventas de bonificaciones, obtenidos en un Estado miembro de la Unión Europea. Unión u otro país perteneciente al Espacio Económico Europeo% gana o premio.

La base para la determinación de este impuesto es el valor de mercado de los beneficios recibidos, calculado sobre la base de los precios de mercado utilizados en el comercio de cosas o derechos del mismo tipo y especie, teniendo en cuenta, en particular, su estado y grado de desgaste. , así como el momento y lugar de obtención.

Sin embargo, si los servicios que constituyen premios en el concurso entran dentro del ámbito de la actividad económica del organizador del concurso, el valor del premio deberá determinarse de acuerdo con los precios aplicados a otros destinatarios del organizador. Si los premios son servicios adquiridos por el organizador, la base imponible será el precio del servicio externo adquirido.

El valor monetario de las prestaciones en especie, por regla general, se determina de acuerdo con el precio de compra. Por lo tanto, los ingresos del ganador deben incrementarse en el monto bruto, es decir, incluido el IVA, porque si el empleado los comprara, tendría que pagar el monto bruto, no el monto neto.

Fiscalidad de las ganancias en concursos: la posición de las autoridades fiscales

Una posición similar fue presentada por el Director de la Cámara Fiscal de Katowice en una carta del 31 de diciembre de 2008, No. IBPB2 / 415-1671 / 08 / BD, donde podemos leer:

(...) Si un empleado tuviera que comprar solo una comida específica, estaría obligado a pagar el precio por el que se vende el servicio de catering, es decir, el precio bruto.

De lo anterior se desprende que la Compañía debe incluir en los ingresos del empleado el valor bruto del subsidio a la comida que recibe el empleado como beneficio gratuito (...).

Si las ganancias son en efectivo, el pagador, al retirarlas, cobra impuestos sobre el monto de las ganancias. Si el premio no es en efectivo, se debe solicitar al ganador que pague los impuestos en efectivo antes de su publicación.

Este método de contabilidad también es confirmado por las autoridades fiscales, un ejemplo de lo cual es la interpretación del Director de la Cámara Fiscal de Varsovia, No IPPB1 / 415-848 / 11-2 / EC, de 25 de octubre de 2011 , donde leemos:

(...) si se trata de un premio en metálico, los ganadores del concurso recibirán el premio tras deducir el impuesto sobre la renta a tanto alzado del 10%, que la Compañía, como contribuyente, deberá cobrar el valor del premio y abonarlo en la cuenta de la oficina tributaria, que administra, dentro del tiempo que determina la ley el jefe de la oficina tributaria competente según la sede o lugar de actividad, si el pagador no tiene domicilio social, al mismo tiempo enviando la declaración anual según la fórmula establecida (PIT-8AR).

En el caso de premios materiales, los ganadores de los concursos, antes de la entrega del premio, deberán pagar al pagador un impuesto sobre la renta a tanto alzado por el monto del 10% del valor del premio. El pago del monto del impuesto por parte del contribuyente puede tomar la forma de un pago real o deducción de los montos adeudados de la remuneración del empleado o contratista con su consentimiento. No obstante, cabe señalar que las cuestiones anteriores están reguladas por disposiciones distintas de la ley tributaria, cuya interpretación no está autorizada por el Ministro de Hacienda.

Por tanto, la Sociedad, al igual que en el caso de los premios en metálico, estará obligada a abonar el citado impuesto a la cuenta de la oficina tributaria competente y redactará una declaración PIT-8AR, incluyendo el importe del impuesto sobre la renta a tanto alzado, de acuerdo con el Art. 41 seg. 7 punto 1 de los mencionados el acto (...).

Ejemplo 1.

El contribuyente ganó una computadora portátil por valor de 5.000 PLN en la competencia. Para cobrarlo, debe pagar al organizador 500 PLN (5.000 PLN x 10%).

Los organizadores del concurso pueden pagar impuestos por el adjudicatario, sin embargo, el monto del impuesto pagado por el pagador es, por regla general, renta imponible.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Exención de impuestos por ganar concursos

De conformidad con el art. 21 seg. 1 punto 68 de la Ley PIT, los impuestos sobre la renta libres son, entre otros, el valor de las ganancias en concursos y juegos organizados y difundidos (anunciados) por los medios de comunicación (prensa, radio y televisión) y concursos en el campo de la ciencia, la cultura, el arte, el periodismo y el deporte, así como los premios relacionados con la venta premium de bienes y servicios, si el valor único de estos premios o premios no supera los 2.000 PLN; La exención contributiva de las recompensas relacionadas con bonificaciones por venta de bienes y servicios no se aplica a las recompensas recibidas por el contribuyente en relación con su actividad empresarial no agrícola, que constituyan rentas de esta actividad.

Así, los premios recibidos no deben tributar, siempre que cumplan conjuntamente las siguientes condiciones:

  • su valor único no supera los 2.000 PLN;

  • han sido ganados en concursos organizados y difundidos (anunciados) por los medios de comunicación (prensa, radio y televisión) y concursos en los campos de la ciencia, la cultura, el arte, el periodismo y el deporte, así como premios relacionados con la venta de bonificaciones.

Ambas condiciones deben cumplirse de manera conjunta, el cumplimiento de una sola de las condiciones anteriores, es decir, la publicación en la página web de la normativa que especifica las reglas de participación en el concurso y las condiciones para la concesión del premio, no da derecho a aplicar dicha exención.

Tal posición fue presentada, entre otros, por Director de la Cámara Fiscal de Łódź en la interpretación del 8 de febrero de 2012 (No IPTPB1 / 415-276 / 11-4 / KO). Leemos en él que:

(...) para beneficiarse de la exención, no basta con que el concurso sea anunciado por los medios de comunicación enumerados en el art. 21 seg. 1 punto 68 de la Ley PIT (prensa, radio, televisión), pero esta disposición también exige que el concurso sea organizado y difundido por los medios de comunicación, en el sentido de las instituciones incluidas en la denominada medios de comunicación en masa.

Es importante destacar que si el valor del premio supera los 2.000 PLN, el organizador recauda impuestos sobre la totalidad del premio. Tal cargo fue confirmado por el Director de la Cámara Fiscal de Bydgoszcz en carta de 28 de marzo de 2008, nº ITPB2 / 415-76 / 08 / BK:

(...) Sin embargo, en una situación en la que el valor de las ganancias en concursos y juegos organizados por los medios de comunicación supere los 760 PLN (desde 2018 - 2.000 PLN, nota del editor), los ingresos generados se gravarán en su totalidad con un 10% fijo. Tasa de impuesto sobre la renta. La entidad obligada (pagador), de conformidad con el art. 41 seg. 4 y art. 42 seg. 1 arriba de la Ley, para ser cobrado y pagado - a la cuenta de la oficina de impuestos, que está dirigida por el jefe de la oficina de impuestos competente según el lugar de residencia del pagador - impuesto sobre la renta sobre el valor total de la adjudicación (ganar ) y presentación del formulario PIT-8AR, es la entidad que paga el premio. El organizador de la competencia no tiene que presentar una declaración mensual de ganancias. La declaración anual se presenta en la oficina de impuestos según el lugar de residencia del pagador (...).

Fiscalidad de ganancias en concursos para empleados

Por tanto, la renta de la relación laboral es cualquier renta que sea causada por la relación laboral.Por lo tanto, al determinar la tributación de los ingresos provenientes de las ganancias en los concursos, se deben tener en cuenta las circunstancias de si el premio puede ser obtenido solo por un empleado o también por otra persona.

Cuando el concurso de empleados es organizado por el empleador, el premio está estrechamente relacionado con el trabajo realizado en el marco de la relación laboral entre los empleados.

Por lo tanto, debe concluirse que el valor de los premios obtenidos por los empleados en concursos no está sujeto a un impuesto sobre la renta a tanto alzado del 10%. Estos beneficios constituyen para ellos ingresos provenientes de la relación laboral, la cual está sujeta a tributación del 18% o 32% del impuesto sobre la renta, por lo que los empleadores son responsables de esta obligación como pagador.

Una posición similar fue presentada por el Director de la Cámara Fiscal de Poznań en la sentencia individual del 5 de mayo de 2015, ref. ILPB1 / 4511-1-166 / 15-2 / AP, en el que leemos:

(...) el valor de los premios obtenidos por los empleados del Postulante como parte de proyectos definidos como concursos de incentivos no está sujeto al 10% de impuesto sobre la renta a tanto alzado. Estos beneficios constituyen para ellos ingresos provenientes de la relación laboral, sujetos a tributación con impuesto sobre la renta del 18% o 32% y, en consecuencia, el Solicitante está sujeto a las obligaciones del pagador en virtud del art. 31, 32 y art. 38 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (...).