Compensación al emprendedor no competitivo y PIT e IVA

Impuesto De Servicio

En otras palabras, una obligación de no competencia es una obligación de abstenerse de realizar cualquier actividad competitiva con una entidad determinada. Las personas que brindan un tipo específico de servicio, ya sea sobre la base de un contrato de trabajo o cooperación, a menudo obtienen información clave para una empresa determinada. Por tanto, se ha vuelto común en las transacciones comerciales celebrar convenios para abstenerse de realizar actividades competitivas a una determinada entidad, tanto entre la empresa y el empleado, como en el convenio entre emprendedores. En el artículo de hoy analizaremos qué es la compensación para un emprendedor no competitivo y cuáles son las consecuencias en términos de impuesto sobre la renta e IVA.

Prohibición de la competencia entre empresarios: ¿cómo redactar un contrato?

La firma de un acuerdo de no competencia después de la finalización de la cooperación entre empresarios es permisible, sin embargo, las disposiciones o sentencias judiciales no especifican si en tal situación es necesario pagar una compensación por el cumplimiento de esta prohibición después de la finalización del plazo de la convenio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las disposiciones del acuerdo de no competencia no deben vulnerar los principios de convivencia social. Un acuerdo para abstenerse de ejecutar una actividad competitiva contra una entidad determinada debe cumplir con las regulaciones aplicables, es decir, referirse al tema de la actividad del empleador / principal especificado en las normas legales, actos fundacionales, etc. Antes de celebrar un acuerdo de no competencia entre empresarios, conviene familiarizarse con la Ley de lucha contra la competencia desleal.

Compensación para emprendedores no competitivos: consecuencias en PIT

La compensación pagada al empresario por la cláusula de no competencia, que resulta del contrato de prestación de servicios celebrado como parte de la actividad económica, constituye un ingreso de esta actividad. Los ingresos derivados de la gestión de una empresa incluyen todos los pagos y beneficios que se originan en la actividad empresarial, que dan como resultado la creación de un beneficio financiero para el emprendedor. Art. 14 seg. 1 sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas:
Para los ingresos de las actividades a que se refiere el art. 10 seg. 1 punto 3, las cantidades adeudadas, incluso si no fueron efectivamente recibidas, excluido el valor de la mercancía devuelta, los descuentos y descuentos concedidos. En el caso de los contribuyentes que venden bienes y servicios sujetos al impuesto sobre bienes y servicios, los ingresos de esta venta se consideran ingresos menos el impuesto sobre bienes y servicios adeudados.". En arte. 14 seg. 2 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se enumeran ejemplos de actividades que constituyen ingresos de la actividad empresarial. Hay que tener en cuenta que no se trata de un catálogo cerrado, a diferencia de la lista de actividades exentas de tributación con impuesto sobre la renta contenida en el art. 14 seg. 3 de la Ley PIT. La compensación pagada por no competencia no se incluyó en ninguna de las listas anteriores, sin embargo, debido a la naturaleza abierta del catálogo de actividades sujetas al impuesto sobre la renta, este tipo de beneficio económico logrado por el emprendedor debe ser considerado como ingreso. Art. 21 seg. 1 punto 3 encendido. d de la ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas
Las compensaciones o compensaciones recibidas están libres del impuesto sobre la renta, si su monto o las reglas para determinarlas surgen directamente de lo dispuesto en actos particulares o reglamentos ejecutivos dictados con base en estos actos, y los daños o compensaciones recibidos, si su monto o el Las reglas para su determinación surgen directamente de las disposiciones de los convenios colectivos de trabajo, otros convenios colectivos basados ​​en la ley, reglamentos o estatutos a que se refiere el art. 9 § 1 de la Ley - Código de Trabajo (Boletín Legislativo de 2018, artículos 917, 1000 y 1076), con excepción de los daños y perjuicios otorgados sobre la base de las disposiciones sobre no competencia ". Abstenerse de determinadas actividades que son objeto de nuestra actividad empresarial sobre la base de un contrato de prestación de servicios celebrado como parte de la empresa realizada está, por tanto, estrechamente relacionado con esta actividad y la retribución pagada por ello debe contabilizarse en esta actividad. . Esto significa que la retribución en cuestión debe sumarse a los demás ingresos obtenidos por esta cuenta y gravar con el impuesto sobre la renta de acuerdo con la forma de tributación declarada en la actividad (escala, tasa única, a tanto alzado o tarjeta fiscal).

¿Cómo contabilizar la compensación por no competencia en el marco del IVA?

Para determinar si la compensación por no competencia está sujeta al IVA, primero mencionaremos la disposición clave en este asunto en la Ley del IVA. Art. 8 seg. 1 punto 2 de la Ley del impuesto sobre bienes y servicios
Prestando los servicios a que se refiere el art. 5 seg. 1 punto 1 se entenderá como cualquier servicio prestado a una persona física, persona jurídica o unidad organizativa sin personalidad jurídica, que no constituya un suministro de bienes en el sentido del art. 7, incluida la obligación de abstenerse de realizar una acción o de tolerar una acción o una situación". La disposición anterior indica que la prestación de servicios no se trata solo de realizar ciertas actividades, sino también de abstenerse de ciertos tipos de actividades.

En el caso del pago de una retribución por no competencia, el contribuyente (la persona que recibe el dinero) se beneficia de abstenerse de la actividad competitiva. Además, en esta situación, también podemos indicar el beneficiario del beneficio, recibiendo un determinado beneficio económico. Se trata, por supuesto, de una empresa en relación con la cual la persona que anteriormente prestó servicios en virtud de un convenio de colaboración se compromete a abstenerse de realizar cualquier actividad competitiva. Gracias a esto, la entidad obtiene una garantía de protección de sus intereses y confidencialidad de información clave para la empresa. Ambas premisas indican claramente que la anterior remuneración debe ser considerada un servicio y gravada con IVA.

En consecuencia, la compensación que recibe el empresario en relación con la cláusula de no competencia está sujeta a tributación tanto con el impuesto sobre la renta como con el impuesto sobre bienes y servicios.

Compensación para un empresario amparado por la cláusula de no competencia en una interpretación individual

Se ha señalado la necesidad de gravar con el impuesto sobre bienes y servicios sobre los daños por no competencia, entre otras cosas, en la resolución individual de 15 de octubre de 2015 IBPP2 / 4512-651 / 15 / WN, emitida por el Director de la Cámara Fiscal de Katowice.

La solicitud presenta el siguiente evento: el empresario celebró un contrato de gestión con la empresa en el campo de la gestión empresarial y se comprometió, entre otras cosas, a que después de la expiración o terminación del contrato, no realizará ninguna actividad competitiva contra la empresa por un período de tiempo especificado. El empresario tenía derecho a una remuneración (compensación) por el cumplimiento de la cláusula de no competencia. El director de la Cámara Tributaria de Katowice confirmó que esta compensación debe gravarse con el impuesto al valor agregado:
Teniendo en cuenta la personalidad jurídica presentada y la descripción del caso, cabe señalar que es pagadera la actividad consistente en abstenerse de la actividad competitiva de la Compañía a cambio de una retribución. Cabe señalar que la descripción del caso muestra que las partes tienen una relación jurídica, además, el acuerdo de no competencia fue celebrado por la Autoridad de Gestión como contribuyente del impuesto sobre bienes y servicios (así lo hizo la Autoridad Solicitante-Gestora no utilizar la exención prevista en el artículo 3 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido), y la retribución percibida por abstenerse de realizar determinadas actividades es equivalente por un servicio específico, que en el presente caso es la abstención de actividades competitivas a la Compañía. A su vez, el beneficiario del servicio, por la obligación (garantía) así obtenida, de no realizar actividades competitivas por parte del Consejero Delegado, es la Compañía. En consecuencia, debe considerarse que la compensación recibida, relacionada con la actividad económica desarrollada por la Autoridad de Gestión (como parte de esta actividad, se celebró un acuerdo de no competencia), de conformidad con el art. 8 seg. 1 de la ley del impuesto sobre bienes y servicios es la prestación de servicios sujetos al impuesto sobre bienes y servicios”.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

¿Cómo documentar la remuneración pagada por abstenerse de realizar actividades competitivas?

En resumen, podemos decir que la fuente de ingresos por la compensación pagada por la cláusula de no competencia en el marco del contrato de prestación de servicios celebrado como parte de la actividad económica es la actividad económica no agrícola. Este tipo de remuneración también debería estar sujeto al impuesto sobre el valor añadido. En relación con lo anterior, un empresario que haya recibido una compensación por abstenerse de realizar actividades competitivas para una determinada empresa debe emitir una factura con IVA. Sobre esta base, se mostrarán los ingresos de la actividad y se pagará el impuesto sobre bienes y servicios.

Retribución por no competencia y suspensión de la actividad económica

Puede suceder que una persona que dirija un negocio y se abstenga de realizar cualquier actividad competitiva con la entidad para la que prestó servicios anteriormente, se vea obligada a suspender su actividad comercial.

La remuneración de no competencia se paga a menudo a plazos, lo que significa que los ingresos se generan durante el período de suspensión de la empresa. En tal situación, el empresario que ha recibido la totalidad o parte de la compensación por abstenerse de realizar actividades competitivas debe declarar sus ingresos en el libro mayor de ingresos y gastos fiscales de forma continua. Debido a la suspensión de la actividad empresarial, el empresario queda exento del pago de anticipos del impuesto sobre la renta, lo que significa que los ingresos resultantes del pago de la compensación deben liquidarse:

  • en el mes de suspensión de la actividad, si la suspensión de la empresa tiene lugar durante el año fiscal;
  • en la declaración anual del PIT - si la actividad se suspende después del final del año o no se suspende en absoluto.

Un emprendedor que haya suspendido la empresa y perciba una remuneración por abstenerse de realizar actividades competitivas, no está eximido de la obligación de presentar declaraciones de IVA y archivos JPK mensuales o trimestrales y liquidar obligaciones de IVA.