Liquidación de una sociedad de derecho civil: ¿qué obligaciones implica?

Impuesto De Servicio

Una sociedad de derecho civil es una de las formas más populares de administrar un negocio. La liquidación de una sociedad de derecho civil impone a los empresarios el cumplimiento de muchas obligaciones en virtud de la ley tributaria. No hacerlo podría tener consecuencias financieras negativas.

Una sociedad de derecho civil se establece sobre la base de un contrato de derecho civil. Por el acuerdo de asociación, los socios se comprometen a esforzarse por lograr un objetivo económico común actuando de la manera designada, en particular haciendo contribuciones.

Una sociedad civil no tiene personalidad jurídica, ni es un empresario en el sentido de la Ley de Empresarios. Por otro lado, los empresarios son socios de una sociedad civil en el ámbito de su actividad económica.

Liquidación de una sociedad de derecho civil basada en PIT

Los ingresos por participación en una sociedad que no sea persona jurídica, por propiedad conjunta, joint venture, copropiedad o uso conjunto de cosas o derechos de propiedad en cada contribuyente se determinarán en proporción a su derecho a participación en los beneficios.

De conformidad con el art. 8 seg. 2 de la Ley PIT, los principios expresados ​​en el párr. 1 se aplicará mutatis mutandis a:

  • liquidación de costos deducibles de impuestos, gastos y pérdidas no deducibles de impuestos,

  • desgravaciones fiscales relacionadas con el negocio realizado en forma de empresa que no es una persona jurídica.

En caso de liquidación de una sociedad civil, no se generan ingresos para los socios que reciben efectivo y activos de la empresa liquidada.

Según el art. 14 seg. 3 puntos 10 y 12, los ingresos no incluyen:

  • fondos recibidos por un socio de una empresa que no es una persona jurídica debido a la liquidación de dicha empresa;

  • Ingresos por venta de activos a cambio de:

    1. restante a la fecha de liquidación de empresas autónomas o departamentos especiales independientes de producción agrícola,
    2. recibido en relación con la liquidación de una empresa que no es una persona jurídica o el retiro de un socio de dicha empresa

- si a partir del primer día del mes siguiente al mes en el que se produce la liquidación de: actividad económica autónoma, departamentos especiales independientes de producción agrícola, empresa que no es persona jurídica o se ha producido una retirada de un socio de dicha empresa, han transcurrido seis años y no se produce disposición a contraprestación en el desempeño de la actividad económica o departamentos especiales de producción agrícola;

Por otro lado, se producirán ingresos si los socios venden los activos que recibieron como consecuencia de la liquidación contra pago, y no han transcurrido 6 años desde el primer día del mes siguiente al mes en que se produjo la liquidación hasta la fecha de su venta.

Los accionistas deben preparar una lista de activos que contenga al menos los siguientes datos: número ordinal, identificación (nombre) del activo, fecha de adquisición del activo, monto de los gastos incurridos para adquirir el activo y monto de los gastos incurridos para adquirir el activo clasificado como costos deducibles de impuestos, inicial, método de depreciación, suma de los cargos de depreciación y el monto de efectivo pagado a los socios por la participación en una empresa que no es una persona jurídica en la fecha de su liquidación (Artículo 24 (3a) ) de la Ley PIT).

Además, se debe preparar un inventario físico (§ 27 (1) del Reglamento sobre el mantenimiento de un libro fiscal de ingresos y gastos). Esta obligación fue impuesta a los contribuyentes del impuesto a la renta, lo que significa que el inventario lo hacen los socios, ya que son los contribuyentes y no la empresa.

IVA y liquidación de una sociedad civil

De conformidad con el art. 14 seg. 1 y 4 de la Ley del IVA, en caso de cese de actividad empresarial por parte de una persona física o liquidación de actividad empresarial por parte de empresas, están sujetos a:

  • bienes de producción propia,

  • bienes que, después de su compra, no fueron objeto de una entrega de bienes que tenían derecho a una reducción en el monto del impuesto adeudado por el monto del impuesto soportado.

La inclusión de bienes inmuebles en el inventario es muy a menudo un tema que genera dudas entre los contribuyentes. La Ley del IVA trata los materiales, bienes y activos fijos de la misma manera, los cuales deben figurar en el inventario de liquidación, si el contribuyente tenía derecho a deducir el IVA sobre estos activos.

Por lo tanto, los locales deben incluirse en el inventario de liquidación. Las regulaciones no especifican explícitamente la tasa a la que se gravan los bienes incluidos en el inventario de liquidación. Sin embargo, no hay duda de que los bienes incluidos en el inventario de liquidación están sujetos al IVA al tipo apropiado para estos bienes. Esto también se aplica a terrenos, edificios, estructuras y sus partes sujetas a impuestos bajo el inventario de liquidación.

Y así, de conformidad con lo dispuesto en el art. 43 seg. 1 punto 10 de la Ley del IVA, la entrega de edificios, estructuras o partes de los mismos está exenta de impuestos, excepto cuando:

  1. la entrega se realiza dentro o antes de la primera liquidación,

  2. Ha transcurrido un período inferior a 2 años entre la primera ocupación y la entrega del edificio, estructura o partes del mismo.

A la luz de la disposición antes mencionada, la clave para determinar las reglas tributarias para la entrega de un edificio es determinar cuándo fue ocupado por primera vez y qué período ha transcurrido desde entonces.

Por la primera liquidación, de conformidad con el art. 2 punto 14 de la Ley del IVA, se entenderá puesta en servicio, en la realización de actividades imponibles, al primer comprador o usuario de edificios, estructuras o sus partes, después de su:

  1. construcción o

  2. mejora, si los gastos incurridos para la mejora, en el sentido de la normativa del impuesto sobre la renta, constituyeron al menos el 30% del valor inicial.

De la normativa antes citada se desprende que los inmuebles inscritos en el inventario de liquidación, si cumplen las condiciones especificadas en la normativa, pueden beneficiarse de la exención del IVA. La exclusión de esta exención se produce cuando la entrega se realiza en el marco de la primera liquidación o antes y cuando han transcurrido al menos 2 años desde la primera liquidación.

Tal posición fue confirmada por el Director de la Cámara Fiscal de Poznań, en la interpretación individual del 30 de junio de 2015, expediente ref. ILPP5 / 4512-1-66 / 15-2 / KG, en el que podemos leer:

(….) El evento futuro presentado en el momento en que el Postulante cesa de realizar la actividad empresarial, que forma parte del patrimonio de la empresa que se liquida. 43 seg. 1 punto 10 de la Ley, en relación con la mencionada Inmobiliaria El interesado podrá acogerse a la exención del IVA. (...)