Auditoría fiscal para identificación: ¿es posible?

Impuesto De Servicio

Al dirigir una empresa, debemos tener en cuenta las auditorías fiscales. Lo llevan a cabo funcionarios de la oficina tributaria. Se trata principalmente de comprobar si liquidamos correctamente las liquidaciones fiscales con la oficina tributaria. ¿Es posible una inspección fiscal para una identificación?

Derechos del contribuyente durante una auditoría fiscal

Como regla general, se debe notificar al contribuyente de la intención de iniciar una auditoría fiscal. Las disposiciones del Código Tributario prevén excepciones cuando la autoridad tributaria no lo hace. En tal situación, después de iniciar la inspección, se le informará por qué no recibió dicha notificación.

La inspección comenzará no antes de los 7 días y no más tarde de los 30 días a partir de la fecha de entrega del aviso de intención de iniciarla. Comenzar una inspección antes de que hayan pasado los 7 días requiere su consentimiento o solicitud.

En el caso de que la inspección no se inicie dentro de los 30 días a partir de la fecha de entrega de la notificación, su inicio requiere otra notificación.

Ejemplo 1.

El contribuyente recibió una notificación de la intención de iniciar una inspección el 12 de marzo. Los inspectores no comenzaron las actividades de inspección hasta el 12 de abril. Así, para poder controlar al contribuyente, la autoridad tributaria debe emitir una nueva notificación del inicio del control.

En la mayoría de los casos, una inspección fiscal se realiza entregando a la persona inspeccionada una autorización para realizarla y presentándole una tarjeta de servicio por parte de la persona que la realiza. La autorización para realizar dicha inspección incluye una nota sobre los derechos y obligaciones básicos de la parte inspeccionada durante su duración.

Derechos controlados

La auditoría fiscal no es solo un conjunto de obligaciones del controlado. Tiene varios poderes durante el mismo. Son para garantizar que el control se realizará correctamente. Además, las leyes deben asegurar la participación en las actividades de control de las entidades controladas. La participación en la inspección asegura la posibilidad de opinar sobre la obtención de pruebas, presentar solicitudes y presentar a los funcionarios de la autoridad tributaria su posición al respecto. Durante la inspección, el contribuyente puede estar representado por un apoderado.

Normas generales de conducta durante la inspección contenidas en el art. 120-129 de la Ordenanza fiscal, en lo sucesivo denominada Ordenanza fiscal:

  1. El derecho a participar activamente en la inspección (artículo 285 § 1 de la Ordenanza Fiscal);

  2. El derecho a participar en los procedimientos probatorios (artículos 188 y 190 de la Ordenanza Fiscal);

  3. Informar a la entidad controlada sobre sus derechos y obligaciones (art. 283 § 2 punto 8 de la Ordenanza Fiscal);

  4. Presentación de la autorización para realizar una inspección (artículo 284a de la Ley de Ordenanza Fiscal)

  5. El derecho a revisar los expedientes del caso en cualquier etapa del control (artículo 178a de la Ordenanza Fiscal);

  6. El derecho a exigir la obtención de pruebas y dar explicaciones (artículo 188 de la Ley de ordenanzas fiscales);

  7. La exclusión en los procedimientos de prueba se aplica con mayor frecuencia a un empleado de la autoridad, si se demuestra que no es imparcial (artículo 130 de la Ley de ordenanza fiscal);

  8. El principio de redacción (artículo 126 de la Ordenanza fiscal).

Responsabilidades de los inspectores

Los inspectores que inician una inspección también deben comportarse de manera adecuada. Va, entre otros sobre:

  1. obligación de notificar sobre la intención de iniciar una inspección (artículo 282b de la Ley de ordenanzas fiscales);

  2. obligación de un empleado de la autoridad de probar su identidad al iniciar una inspección y realizar actividades de inspección (artículo 284a de la Ordenanza Fiscal);

  3. obligación de informar a la entidad controlada o la persona contra la que se han realizado las actividades de control sobre sus derechos y obligaciones durante el control (artículo 283 § 2 punto 8 de la Ordenanza Fiscal);

  4. obligación de realizar actividades de inspección en presencia de la entidad controlada o de una persona autorizada por ella (art. 285 de la Ordenanza Fiscal);

  5. la obligación de realizar inspecciones en la sede de la parte inspeccionada o en el lugar de la actividad comercial y durante el horario laboral o durante el desempeño real de la actividad económica por parte de la entidad controlada (artículo 285a de la Ordenanza Fiscal);

  6. la obligación de realizar actividades de manera eficiente y posiblemente sin interferir con el funcionamiento del empresario controlado (artículo 52 de la Ley de Empresarios);

  7. obligación de hacer anotaciones en el libro de control del empresario (Art. 57 de la Ley de Emprendedores).

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Auditoría fiscal para identificación

En casos excepcionales, se puede iniciar una auditoría fiscal en la denominada IDENTIFICACIÓN. En este caso, no se necesita notificación previa ni autorización formal. Una inspección fiscal puede iniciarse mediante la presentación de una tarjeta de identidad oficial a la parte inspeccionada, cuando las actividades de inspección sean necesarias para contrarrestar un delito fiscal o un delito fiscal, o para obtener pruebas de su comisión (véase el artículo 284a § 1 de la Ordenanza Fiscal Actuar).

Es importante destacar que en el caso de una verificación de identidad, podemos realizarla a pesar de la ausencia del contribuyente o su representante. En tal situación, puede iniciarse al presentar una tarjeta de servicio al empleado inspeccionado o en presencia del testigo citado. La Ley establece que un empleado puede ser considerado una persona activa en las instalaciones de la empresa destinadas a servir al público, en el sentido del art. 97 del Código Civil.

Cuando se inicia una inspección en una tarjeta de identificación, el contribuyente tiene ciertos derechos limitados:

  • es posible realizar más de un control de la actividad del emprendedor al mismo tiempo,

  • no hay límite en la duración del control,

  • no es posible oponerse a la realización y realización de actividades de control en contravención a la Ley de Empresarios.

En caso de iniciarse una inspección fiscal "sobre cédula de identidad", la autorización deberá entregarse al contribuyente o persona autorizada dentro de los 3 días siguientes a la fecha de inicio de la inspección. En resumen, una verificación de identidad solo se puede iniciar en circunstancias especiales. En este caso, el contribuyente tiene ciertos derechos limitados. Sin embargo, los inspectores deben proporcionar una autorización de inspección tres días después del inicio. En la práctica, no ocurren con mucha frecuencia.