El contrato de gestión y el impuesto sobre bienes y servicios

Impuesto De Servicio

En la práctica económica, se asume que un contrato de administración es un contrato de derecho civil, en virtud del cual el administrador se compromete, a cambio de una remuneración, a ejercer la administración en la empresa del cliente de forma permanente. Las disposiciones del mandato se aplicarán en consecuencia al contrato de gestión como contrato de prestación de servicios.

¿Qué está sujeto al IVA?

De conformidad con el art. 5 seg. 1 punto 1 de la Ley de 11 de marzo de 2004 sobre el impuesto sobre bienes y servicios, en adelante Ley del IVA, tributación de los el impuesto está sujeto a la entrega pagada de bienes y la prestación pagada de servicios dentro del territorio del país.

Broma. 7 seg. 1 de la Ley del IVA se deduce que mediante la entrega de los bienes a que se refiere el art. 5 seg. 1, significa la transferencia del derecho a disponer de los bienes como propietario.

De conformidad con el art. 8 seg. 1 de la Ley del IVA mediante la prestación de los servicios a que se refiere el art. 5 seg. 1 punto 1 se entenderá como cualquier servicio prestado a una persona física, persona jurídica o unidad organizativa sin personalidad jurídica, que no constituya un suministro de bienes en el sentido del art. 7, que incluye:

  1. la transferencia de derechos sobre activos intangibles, independientemente de la forma en que se realizó la transacción legal;
  2. la obligación de abstenerse de realizar una acción o de tolerar una acción o situación;
  3. prestación de servicios de acuerdo con una orden de una autoridad pública o entidad que actúe en su nombre o una orden que surja de la ley.

El concepto de prestación de servicios tiene un alcance muy amplio. Debe entenderse como cualquier comportamiento, que puede consistir tanto en actuar (hacer, hacer algo en beneficio de otra persona) como en no actuar, abstenerse de actuar (no hacer o tolerar). A la hora de valorar la naturaleza de la prestación como servicio, se debe tener en cuenta que la Ley del impuesto sobre bienes y servicios incluye en el grupo de servicios cualquier prestación que no sea un suministro de acuerdo con su art. 7. Cabe señalar, sin embargo, que el servicio será únicamente un servicio para el que existe un consumidor directo, el destinatario del servicio, que se beneficia de un beneficio pecuniario.

En consecuencia, la actividad está sujeta a imposición solo cuando se realiza en virtud de un contrato de obligación y una de las partes de la transacción puede ser considerada como beneficiaria directa de esta actividad, debiendo la relación entre el pago recibido y el beneficio para el pagador. Sea lo suficientemente directo y claro para poder decir que el pago se realiza a cambio de este beneficio.

No todas las actividades que constituyen una entrega en el sentido del art. 7 de la Ley, está sujeta al impuesto sobre bienes y servicios. Para que una determinada actividad sea gravada con este impuesto, debe ser realizada por una entidad que, en relación con su desempeño, sea contribuyente del impuesto al valor agregado.

Actividad económica - IVA

De conformidad con el art. 15 seg. 1 de la Ley del IVA, los contribuyentes son las personas jurídicas, las unidades organizativas sin personalidad jurídica y las personas físicas que desarrollan de forma independiente la actividad económica a que se refiere el párr. 2, independientemente del propósito o resultado de dicha actividad.

Actividad económica, de acuerdo con el párrafo 2 del artículo mencionado, cubre todas las actividades de los productores, comerciantes o prestadores de servicios, incluidas las entidades que obtienen recursos naturales y los agricultores, así como las actividades de los autónomos.

La actividad económica incluye, en particular, las actividades que consisten en la utilización de bienes o activos intangibles de forma continuada con fines comerciales.

A su vez, el art. 15 seg. 3, punto 3 de la Ley del IVA estipula que para la actividad económica independiente mencionada en el párr. 1, no se considerarán las siguientes actividades:

  1. cuyos ingresos se enumeran en el art. 12 seg. 1-6 de la Ley de 26 de julio de 1991 sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas;
  2. cuyos ingresos se enumeran en el art. 13 puntos 2-9 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, si por la realización de estas actividades estas personas se relacionan con la persona que ordena la realización de estas actividades por vínculos jurídicos que creen la relación jurídica entre la persona que ordena la realización de las mismas. las actividades y quienes realizan las actividades encomendadas en cuanto a las condiciones de realización de estas actividades, remuneración y responsabilidad del ordenante para realizar estas actividades frente a terceros.

Así, con el art. 15 seg. 3 punto 3 de la Ley del IVA, se deduce que para reconocer que determinadas actividades realizadas por una persona física no constituyen una actividad económica independiente y, por tanto, quedan al margen de las disposiciones de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, es importante cumplir con todos los requisitos. elementos enumerados en esta disposición, es decir, vinculando al contratista con el ordenante para realizar estas actividades con vínculos legales que creen la relación jurídica entre el ordenante y la persona que realiza las actividades ordenadas, en cuanto a las condiciones:

  • realizar estas actividades,
  • salarios y
  • responsabilidad del ordenante de realizar estas actividades frente a terceros.

Por lo tanto, si el mencionado las condiciones de las actividades realizadas por una persona física no se considerarán actividades realizadas como parte de una actividad económica independiente.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Contrato de gestión - fiscalidad

El contrato de gestión entre el administrador y la empresa debe cumplir las tres condiciones para que no podamos considerar al administrador como un pagador de IVA. Al mismo tiempo, el incumplimiento de alguno de ellos significa que el administrador actúa como pagador del IVA. Por tanto, siempre debemos analizar los contratos firmados.

En la práctica económica, los contratos de gestión se estructuran de tal manera que cumplen las condiciones anteriores.

Lo anterior significa que con la adecuada preparación del contrato, no estaremos sujetos al IVA.

Así lo confirma la interpretación general del Ministro de Hacienda del 6 de octubre de 2017, número PT3. 8 de noviembre de 2017:
Sobre la base de la Ley del IVA, la calificación de las actividades de gestión (servicios) prestados por los miembros del consejo de administración sobre la base de contratos celebrados en relación con las disposiciones de la Ley sobre los principios de determinación de la remuneración de las personas que dirigen determinadas empresas, en cuenta cuyos ingresos se han incluido en la fuente de ingresos especificada en el art. 13 punto 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas ".