Gestión integral de riesgos corporativos: ¿cómo funciona?

Negocio De Servicios

La gestión eficaz de riesgos es de gran importancia en el contexto de la implementación de la estrategia de la empresa. Si se realiza correctamente, le permite lograr una ventaja competitiva al mismo tiempo. En las empresas polacas, este es un tema relativamente nuevo que a menudo no se comprende del todo correctamente. Así que echémosle un vistazo más de cerca para conocer su esencia y entender qué es exactamente. Entonces, ¿qué vale la pena saber sobre la gestión del riesgo empresarial?

Conceptos de gestión de riesgos

En el proceso de gestión de riesgos en la empresa, el riesgo en sí puede entenderse de dos formas: negativa o neutral. ¿Qué significa? El concepto negativo asume que los riesgos son operaciones que no tienen posibilidades de éxito. Neutral define el riesgo como una posibilidad cuyo resultado se desconoce. En este concepto, el riesgo es tanto una amenaza como una oportunidad. El desconocimiento del resultado no significa que será peor de lo supuesto.

¿Qué formas toma la gestión de riesgos?

La gestión de riesgos en una empresa se puede abordar de dos formas: implementándola en forma de auditoría o proceso. En el caso de una auditoría, la gestión de riesgos se reduce a realizar revisiones periódicas de todos los posibles aspectos del riesgo. Sobre esta base, se emiten posteriormente recomendaciones. Sin embargo, parece que el enfoque de la gestión de riesgos como proceso es una solución mucho mejor. Si bien requiere estructuras para identificar y monitorear el riesgo, que puede parecer más costoso, en realidad es más rentable. La supervisión sistemática le permite "mantener el dedo en el pulso" y, si es necesario, reaccionar rápidamente.

Las etapas más importantes de la gestión de riesgos

La gestión de riesgos consta de cuatro etapas clave. Éstos incluyen:

  • Reconocimiento de riesgos: la identificación de amenazas es el primer paso; para este propósito, a menudo se utilizan listas que resaltan los factores más importantes que pueden afectar el logro de los objetivos de la estrategia de desarrollo de la empresa.
  • análisis de riesgos, tanto cualitativo como cuantitativo
  • Planificar la respuesta al riesgo: en este caso, hay 4 tipos de estrategias: evitación, transferencia, mitigación y aceptación.
  • Monitoreo de riesgos: se refiere tanto a mantener documentación sistemática como a preparar revisiones y verificar la efectividad de las acciones tomadas.

Gestión de riesgos: ¿cuáles son los beneficios?

La gestión de riesgos eficaz en su empresa puede traerle muchos beneficios. Estos incluyen, entre otros, reducir los costos de funcionamiento de una empresa. Esto es posible gracias a la identificación de áreas que tienen un impacto negativo en el funcionamiento de la organización. Diagnosticar el problema es solo el primer paso, luego necesita encontrar formas de hacerlo realmente. Es importante destacar que incluso las pequeñas corrientes de ineficiencia son importantes. Después de sumarlos, a menudo resulta que generan grandes pérdidas, especialmente cuando los miramos en la liquidación anual.

La mejora de los resultados financieros también es posible gracias a la racionalización de las actividades implementadas. En este contexto, la gestión de riesgos a menudo se reduce a mejorar los estándares de gestión. Probablemente una parte significativa de los procedimientos se pueda simplificar y las acciones se puedan estandarizar. Al mismo tiempo, permitirá un desempeño más rápido de las tareas y la definición de las responsabilidades de los empleados.

La gestión de riesgos se relaciona en gran medida con la planificación. Gracias a esto, es posible identificar cuestiones que son de importancia clave para el negocio realizado. Esto también aumenta la posibilidad de evitar sorpresas desagradables, por ejemplo, sanciones por incumplimiento de los términos del contrato.

Entre otros beneficios de la gestión de riesgos corporativos, se puede indicar, por ejemplo, la mejora de la eficiencia interna. control, mejor aprovechamiento de nuevas oportunidades de negocio o mejora de la cooperación entre departamentos de la empresa. Como puede ver, hay muchas razones para implementar la gestión de riesgos en una empresa.

¿Vale la pena?

La gestión de riesgos a menudo se considera de forma demasiado restringida como una actividad que se supone que previene las pérdidas económicas de una empresa y que debería aplicarse a toda la organización. Además, a veces las expectativas de gestión de riesgos son demasiado altas. La ejecución de este sistema no eliminará todos los problemas de la empresa. Sin embargo, ciertamente ayudará a la organización a protegerse contra una parte significativa de ellos y al mismo tiempo reducirá el riesgo existente a un nivel aceptable.

 

Texto patrocinado, artículo del socio