Inteligencia emocional en los negocios: ¿es importante?

Negocio De Servicios

Hasta hace poco, existía la creencia de que la garantía de éxito son los resultados y el cociente de inteligencia (tan comúnmente medido con las pruebas psicológicas disponibles en el mercado). La investigación muestra que este no es el único componente del éxito. Además, definitivamente es una parte más pequeña. Resultó que el conocimiento y las habilidades duras generalmente entendidas relacionadas con el desempeño de una función específica son solo el 20% de la garantía de éxito. Entonces, ¿cuál es el 80% restante? La respuesta a esta pregunta es inequívoca. Esto es EQ o inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional (EQ) es la capacidad de reconocer, comprender y gestionar sus emociones. También es la capacidad de reconocer las emociones de otras personas y la conciencia de cómo podemos influir en ellas. El concepto de EQ fue difundido por Daniel Goleman, un psicólogo estadounidense. Es un tema importante porque está relacionado con el éxito en las relaciones, la sensación de felicidad y la salud física y mental ampliamente comprendida.

Paradójicamente, a pesar del uso generalizado de la palabra "emoción", muchas personas todavía tienen problemas para reconocerlas y nombrarlas correctamente. La investigación muestra que este problema afecta al 35% de los polacos. Llamamos a la conducta una emoción porque pensamos, por ejemplo, que el llanto es suyo, cuando es solo una reacción del cuerpo, y la emoción que podemos sentir es, por ejemplo, tristeza. Es más, aparte de una nomenclatura inadecuada, el problema suele ser simplemente ser conscientes de lo que estamos sintiendo en un momento dado. Esto suele ser difícil porque las emociones pueden ser complejas. Podemos sentir varios de ellos al mismo tiempo, por ejemplo, cuando una amiga se va a otra ciudad por trabajo, sentimos alegría porque queremos que su carrera se desarrolle, y al mismo tiempo nos abruma la tristeza, porque ella no estará tan más cerca de nosotros. Más de la mitad de los polacos dicen que a veces actúan bajo la influencia de las emociones, pero solo el 6% puede regularlas. Teniendo tal información, vale la pena explorar aún más el tema de la inteligencia emocional, que no es innata. ¿Debería esto preocuparnos? Definitivamente no. Esta es una noticia realmente positiva, ya que significa que cualquier persona que se preocupe por ella puede desarrollar esta habilidad.

¿Cuáles son los componentes de la inteligencia emocional?

Al explorar el tema de la inteligencia emocional, familiarícese con sus componentes. Entonces podemos abordar conscientemente su desarrollo y mejora. Daniel Goleman distingue 5 componentes de EQ:

  1. Autoconciencia: la conciencia de sus propias emociones, su reconocimiento preciso y darse cuenta del contexto en el que aparecen le permite reflexionar más detenidamente y reflexionar sobre sus reacciones. Al comprender cómo nos afecta una situación determinada, podemos modificar nuestro comportamiento y reacciones que pueden ser perjudiciales no solo para nosotros mismos, sino también para el medio ambiente.

  2. Autocontrol: para trabajar con la inteligencia emocional, debe comprender que somos los dueños de nuestras emociones, no al revés. Por supuesto, no se trata de tener frío y no mostrar lo que sentimos. Sin embargo, debe tener en cuenta que una vez que sus emociones pasan a primer plano, no debe darles el control. ¿Cuántas veces la ira o el miedo han dominado su comportamiento y usted o los transeúntes han sufrido las consecuencias? A menudo nos arrepentimos de actuar en situaciones en las que no hemos controlado las emociones extremas.

  3. Motivación: el tercer componente de la inteligencia emocional es la motivación. Te permite subordinar las emociones a los objetivos elegidos. En la prisa de las tareas diarias, muy a menudo caemos en una aparente rutina. Nos parece entonces que todos los días luce igual, y no lo logramos a pesar de hermosos planes y grandes aspiraciones. Llegados a este punto, acuden al rescate muchos ejercicios que, cuando se involucran en su ejecución, ayudan a despertar la motivación. La motivación como componente de la inteligencia emocional se refiere a la persistencia y coherencia en la consecución de una meta y el compromiso propio.

  4. Empatía: la capacidad de ser compasivo, o la capacidad de imaginar lo que siente la otra persona, es el cuarto componente de la inteligencia emocional. La gente habla de ello a menudo y mucho, y a pesar de este hecho, muchas personas en diversas situaciones se olvidan de este importante aspecto, enfocándose en sus propios sentimientos, opiniones y creencias. Los ejercicios sencillos en forma de juego de roles, donde desempeñamos el papel de una persona con la que estamos en conflicto, es el mejor ejemplo de las conclusiones "reveladoras" a las que llegan los participantes de dichos talleres.

  5. Habilidades sociales: el último componente de EQ consiste en habilidades blandas, que son cada vez más demandadas, por ejemplo, en el mercado laboral. Estas son las habilidades que apoyan la construcción de relaciones y cooperación entre personas.

Inteligencia emocional en los negocios

Por tanto, surge la pregunta: ¿la inteligencia emocional es útil en los negocios, donde las habilidades específicas en la industria también son muy valoradas? Por supuesto. Además, desde el punto de vista organizativo, aumentar el nivel de EQ es rentable para la empresa. Casi el 50% de los encuestados dice que las emociones adecuadas les permiten concentrarse en la tarea que tienen entre manos, lo que ya es una buena noticia. Desafortunadamente, alrededor del 30% de ellos no pueden aprovecharlo. Como lo demuestran numerosos estudios, el nivel de inteligencia emocional respalda la predicción del desempeño e indica el potencial de liderazgo. Vale la pena darse cuenta de que lo que realmente está detrás del éxito de una organización, independientemente del área en la que opere, es la relación más importante: con el cliente, socio comercial, colegas. Las habilidades del área difícil por sí solas no le proporcionarán éxito en este campo. Pueden ser componentes para generar confianza en un especialista determinado, pero nunca son suficientes si no van seguidos de la calidad de la relación. Para colaborar de manera eficaz, necesita una base sólida de respeto y confianza. Sin duda, la inteligencia emocional influye en su desarrollo. También se traduce en la calidad del contacto. Después de todo, cuánto más preferimos comunicarnos con una persona que no nos juzga y trata de entender lo que estamos sintiendo.

Inteligencia emocional del líder

EQ es esencial en su papel de liderazgo. Si desea asumir ese papel en el futuro, definitivamente debe explorar este tema y desarrollarse constantemente en esta área. El Instituto de Desarrollo de las Emociones encuestó a 130 gerentes polacos. Incluían, entre otros, directores de empresas y personas que gestionan instituciones educativas. Los resultados de la investigación indicaron que el nivel de inteligencia emocional de estas personas es mucho más bajo de lo que piensan (como se indica en la autoevaluación). El 42% de los directivos cree que puede reconocer las emociones en un alto grado, cuando en realidad el porcentaje es 22. Sólo el 6% de los encuestados afirma que su capacidad para reconocer emociones es baja, cuando en realidad es del 35%. Otra investigación indica que los gerentes con un mayor nivel de inteligencia emocional tienen más probabilidades de mostrar comprensión de las decisiones de gestión de la empresa, incluso cuando son desfavorables para ellos. Además, prefieren la negociación y el compromiso como método para resolver disputas.

Construir equipos eficaces, ágiles y bien coordinados es un trabajo continuo e intenso. El equipo está formado por personas con diversas experiencias y tipos de personalidad. Cada miembro es único y aporta algo único.El líder no es solo una persona que comprende la estrategia comercial de la empresa, sino que también apoya a su equipo en el desarrollo, asegurando que la comunicación sea eficiente y se base en las bases adecuadas. Los componentes de la inteligencia emocional son los que deben acompañar este proceso constantemente. Dado que "una organización es como sus líderes", también vale la pena comprenderla en el contexto de la IE.

Las emociones de un líder de equipo realmente pueden influir en los demás. Al ser consciente de sus propias emociones, también puede, en cierto modo, generar lo que está sucediendo en el equipo, también en el sentido positivo de estas palabras. Muy a menudo, cuando observa a las personas que trabajan juntas a diario, puede ver que son un "espejo" de su gerente. Reflejan su compromiso, carisma, reacciones a las tareas e información. Si es una persona enérgica que puede inspirar a otros, el equipo imita muy a menudo este comportamiento.

Además, uno de los componentes de EQ descritos anteriormente es la motivación. La capacidad de identificar motivos y despertar la motivación entre los compañeros es el secreto del éxito de su implicación en el trabajo que realizan. Las investigaciones muestran claramente que las personas con un mayor nivel de inteligencia emocional están más dedicadas a su trabajo, lo cambiaban con menos frecuencia, tenían un mayor sentido de la justicia y estaban más comprometidas con sus deberes. No debería sorprender, entonces, que estas sean las personas más deseables como posibles colaboradores.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Inteligencia emocional: ¿cuáles son los beneficios?

Vale la pena darse cuenta de los beneficios de tener un EQ alto.

Algunos de ellos son:

  1. Un enfoque más optimista: una comprensión consciente de las emociones y su contexto le permite comprenderse mejor a sí mismo.

  2. Usted maneja mejor el estrés: comprender y manejar las emociones definitivamente le permite reducir el nivel de estrés que a menudo resulta de "agregar" a lo que otras personas sienten. Al comprender mejor a los demás, observamos sus motivos de manera más racional, que no nos afectan tanto como cuando nos sentimos atacados.

  3. Comunicación más eficiente: la conciencia de las emociones propias y ajenas favorece el ajuste de los mensajes adecuados que no se percibirán como un ataque, sino como una voluntad de comprender la perspectiva de la otra parte sobre un tema determinado.

  4. Mejor manejo de conflictos: el manejo emocional es extremadamente útil en situaciones de conflicto. Ayuda a controlar las emociones extremas que fomentan la escalada.

  5. La autoestima aumenta, por ejemplo, manteniendo la motivación y el compromiso de manera más eficiente.

¿Cómo ejercitar la inteligencia emocional?

Una ventaja indudable de la inteligencia emocional es que se puede desarrollar. Hay muchas publicaciones en este ámbito en el mercado. También se crean programas de formación especiales para apoyar a las personas interesadas en desarrollar estas habilidades bajo la supervisión de psicólogos y formadores. Al conocer los componentes individuales del EQ, puede concentrarse en entrenar habilidades específicas. También está confirmado por la investigación. El mencionado Instituto de Desarrollo de las Emociones realizó un estudio que muestra que después de completar un entrenamiento de inteligencia emocional de 4 meses, las habilidades en esta área se pueden desarrollar de manera muy eficiente y exitosa. Se demostró que después de este tiempo, el porcentaje de personas con niveles bajos de EQ se redujo del 32% al 13%. El porcentaje de personas que pueden presumir de un alto nivel de inteligencia emocional también aumentó, del 30% al 44%. Se obtuvo un nivel muy alto en el caso del 7% de los encuestados.

Para aumentar el nivel de autoconciencia, es útil realizar los llamados diario de emociones. Esta técnica implica dedicar unos 30 minutos al día a analizar qué emociones hemos tenido durante el día, por ejemplo después de llegar al trabajo. El siguiente paso es definir el contexto, es decir, la situación en la que surge el sentimiento dado (después de llegar al trabajo, sentí miedo porque pronto se iba a realizar una reunión, donde iba a hablar públicamente sobre un tema importante). Después de analizar el día y lo que sentimos, vale la pena profundizar un poco más. Quizás, en un determinado tipo de situación, nos acompañen emociones más fuertes. Esta es una información importante para nosotros y al mismo tiempo una indicación del área en la que vale la pena trabajar.

Otro ejercicio, por ejemplo, el apoyo a la motivación, es el método de los 5 por qué. Consiste en enumerar 5 razones por las que quisimos conseguir un trabajo en una determinada empresa. Después de analizar cada uno de ellos, puede resultar que hayamos completado más de lo que parece. Sin embargo, si este no es el caso, este ejercicio también es útil, ya que permite identificar el problema, en este caso, una disminución de la motivación. Por ejemplo, nuestro objetivo era desarrollarnos y especializarnos en un campo específico, y sentimos que estamos parados y sin lograr este objetivo. Después de identificar el problema, vale la pena considerar qué hacer para lograr este objetivo. ¿Quizás la solución sea hablar con tu jefe y querer involucrarte en un proyecto que lo haga posible? Los jefes notarán tu compromiso y ganarás energía adicional relacionada con el desarrollo de tus intereses.

En resumen, la inteligencia emocional, que a menudo se ve como una palabra de moda pasajera, debería volverse más consistente y verse como un ingrediente clave para el éxito. Los negocios se basan en construir y mantener hábilmente relaciones importantes. Sin cuidarlos no hay progreso, desarrollo y crecimiento. Los resultados de la investigación muestran claramente lo importante que es manejar hábilmente sus emociones. Además, es posible medir el nivel de EQ y determinar sus componentes, que particularmente requieren entrenamiento. Un enfoque abierto de la formación en esta área sin duda apoyará el desarrollo tanto profesional como personal. Hay muchos libros, artículos y resultados de investigaciones realizados en esta área. Estas habilidades las puede practicar usted mismo todos los días y bajo la supervisión de capacitadores o psicólogos experimentados. Luego, podemos recibir comentarios continuos del experto y, por lo tanto, consejos específicos. Entonces, nuestros esfuerzos ganarán eficiencia y seremos aún más eficientes en el cuidado de los contactos comerciales y privados.