Compañía de factoring: cuál elegir para obtener una financiación rápida y segura

Negocio De Servicios

El factoraje es una solución cada vez más popular, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. La principal ventaja de este servicio es la obtención expresa de financiación empresarial, lo que permite mantener la liquidez financiera de la empresa. Elegir la empresa de factoraje adecuada es muy importante.

El factoraje es una gran solución para pequeñas y medianas empresas

Las pequeñas y medianas empresas, especialmente las empresas unipersonales, a menudo están expuestas a problemas de liquidez financiera. Una sola factura impaga puede causar dificultades relacionadas, por ejemplo, con el pago de los salarios de los empleados o la compra de los materiales necesarios para completar el pedido. El resultado de la pérdida de liquidez financiera es, en última instancia, incluso la quiebra. Es por ello que cada vez son más las empresas que deciden utilizar el factoring, es decir, una solución que les permite obtener una financiación rápida para la empresa.

¿Cómo funciona en la práctica el factoring de cuentas por cobrar?

El empresario (factorizador) aporta el factor, es decir, la empresa que proporciona la financiación, con facturas no vencidas con fecha de pago diferida. La empresa de factoraje transfiere los fondos de la factura a la cuenta del emprendedor incluso en unos pocos minutos desde la presentación de la factura para la financiación, gracias a lo cual se asegura la liquidez financiera de la empresa. El factoring es una herramienta indispensable en industrias como: construcción, transporte, servicios, comercio, producción, gastronomía y autónomos.

¿Qué considerar al elegir una empresa de factoraje?

Hay muchos factores a considerar al elegir una empresa de factoraje. En primer lugar, sin embargo, el empresario debe definir con precisión sus necesidades y expectativas. Sobre esta base, puede empezar a buscar la empresa adecuada. Vale la pena seguir los siguientes criterios:

  • tipo de financiación proporcionada por el factor, por ejemplo, factoraje silencioso, explícito, anticipado, etc.
  • velocidad de financiación y tasas de comisión por financiación;
  • límite máximo de factorización;
  • costos y contratos transparentes, sin tarifas ocultas;
  • un período de gracia gratuito para el reembolso después de la fecha de vencimiento de la factura;
  • especialización de factores, experiencia en una industria determinada (dependiendo de las características específicas de la industria o sector de la economía, las expectativas de los clientes pueden diferir);
  • la reputación de la empresa en el mercado, la profesionalidad de los expertos;
  • seguridad del proceso de financiamiento;
  • servicios adicionales, por ejemplo, verificación de contratistas, servicio de deuda y cobro de deudas;
  • la forma en que está estructurado el acuerdo de factoring y qué contiene exactamente, también vale la pena prestar atención al procedimiento de retiro, los costos adicionales y los intereses.

Al elegir una empresa de factoring, debe leer atentamente la oferta y el contrato, así como hablar con un experto en factoring que le presentará todas las ventajas y desventajas de esta solución.

Una buena empresa de factoring y el apoyo de expertos son una receta para la liquidez de la empresa.

Las facturas emitidas con plazos de pago prolongados pueden provocar cuellos de botella de pago en la empresa. La espera prolongada para el pago, por ejemplo 30, 60 o 90 días, puede resultar en un desequilibrio en la liquidez financiera de la empresa, que aún debe tener capital de trabajo para pagar los pagos más importantes, tales como: Institución de Seguro Social, salarios, subcontratistas. pagos, reparaciones menores, alquiler, combustible, actividad publicitaria, etc. Una desventaja adicional de esperar fondos es el hecho de que formalmente la empresa muestra ingresos y tiene que pagar impuestos sobre los mismos, aunque en realidad el emprendedor sigue esperando fondos. Por tanto, el factoring es la mejor receta para mantener la liquidez financiera de la empresa. Es un método de financiamiento seguro y rápido: todo lo que necesita hacer es solicitar un límite de factoraje, agregar una factura, seleccionar el tipo de factoraje y recibir una decisión de financiamiento en segundos. Detrás de este proceso automático, siempre hay expertos con muchos años de experiencia y conocimientos. El factoraje es, por tanto, una forma muy segura y rápida de acceder a fondos casi sin trámites y con un coste de obtención menor que un préstamo o un préstamo. Una solución totalmente on-line, sin papeleo innecesario, al mismo tiempo con el más alto nivel de seguridad y un servicio rápido son una de las mayores ventajas del factoring. Los beneficios más importantes de usar esta solución incluyen:

  • recepción de fondos de la factura de inmediato, incluso en unos minutos;
  • trámites mínimos, sin trámites: todo se puede hacer en línea, sin salir de la oficina o de la casa;
  • control de la liquidez financiera de la empresa;
  • acceso inquebrantable y constante al capital que se puede gastar en gastos corrientes, pero también en situaciones de emergencia e inversiones;
  • cuidar las buenas relaciones con los contratistas: el factoraje permite la extensión de los plazos de pago en las facturas de los contratistas, lo que incluso se requiere en muchas industrias;
  • complejidad del financiamiento: varios tipos de factoring (por ejemplo, silencioso, abierto, anticipado) le permiten elegir el tipo de financiamiento que se adapta a las necesidades de la empresa.

El factoraje es una forma rápida y segura de financiar las operaciones de las empresas, que no solo brinda acceso constante a efectivo para las necesidades actuales, sino que también brinda una oportunidad real de pensar en el futuro desarrollo, crecimiento e inversiones de la empresa.

Emanuel Nowak, eFaktoring NFG

Texto externo, artículo del socio.