Dropshipping en el modelo de intermediación con países de la UE

Negocio De Servicios

La industria del comercio electrónico está creciendo a un ritmo rápido y reúne miles de nuevas entidades cada año. Ciertamente, ninguno de nosotros niega que las tiendas online sean el futuro del estilo de vida del consumidor y una gran comodidad tanto para los compradores como para los vendedores. Sin embargo, la realidad cambiante obliga a los comerciantes a introducir nuevos procesos en sus actividades. ¿De qué estamos hablando exactamente?
Todos los días, se realizan millones o incluso miles de millones de transacciones a través de Internet. La demanda genera oferta y el comercio electrónico está ganando reconocimiento en cada vez más países. No es de extrañar que los vendedores estén buscando soluciones que les permitan mejorar el proceso de venta, lo que incluye ahorrar mucho tiempo y energía. ¡En este artículo te presentamos qué es el dropshipping!

Ventajas del comercio electrónico

Casi todos usamos los beneficios de las ventas electrónicas. Al pedir un producto en una tienda en línea, podemos llegar a productos de los rincones más lejanos del mundo sin salir de casa. Este tipo de compras se ven favorecidas por soluciones tecnológicas cada vez más novedosas, mayor que antes la seguridad de las compras, pagos rápidos y fáciles, así como una refinada logística de entrega del producto. De hecho, los clientes tienen una gran selección de mecanismos de acción correspondientes. Pueden elegir el pago y la entrega que más les convenga. Ahorro de tiempo y dinero: estas son las ventajas más importantes del comercio electrónico.

Desafíos para los vendedores

Las crecientes demandas de los compradores, así como la alta competencia en el mercado, significan que los vendedores deben desarrollarse constantemente. Uno de los mayores desafíos es simplificar y mejorar el modelo logístico. Esto se aplica tanto al suministro de productos de la tienda como a la organización de las ventas, así como, en particular, al envío y entrega del pedido. Cada una de estas etapas debe funcionar sin problemas y sin problemas. Lo más importante es el cliente que no está interesado en cómo un determinado vendedor organiza su trabajo. Por este motivo, los emprendedores del comercio electrónico prueban soluciones como el dropshipping. ¿Qué significa este concepto y cuáles son los beneficios? Sobre eso más adelante en el texto.

¿Qué es el dropshipping?

Es una especie de modelo logístico de venta electrónica, que se basa en transferir el proceso de envío del pedido a un proveedor específico. Gracias a esto, el vendedor transfiere la responsabilidad de entregar la mercancía a otra entidad. La tienda en línea sirve en este contexto solo como una plataforma en la que se recogen los pedidos. En la práctica, por tanto, una empresa que vende un producto a través de una tienda no lo tiene físicamente en casa. La mercancía permanece con el proveedor, lo que reduce costes y facilita todo el proceso de venta. El vendedor no tiene que alquilar espacio de almacén para almacenar la mercancía y no hay bloqueos de pago. Es el proveedor quien controla la venta en base a los datos obtenidos por el gerente de la tienda. Puede obtener más información sobre el envío directo en los artículos:
- Dropshipping: ¿cómo liquidar las ventas en este modelo logístico?
- Dropshipping y obligación tributaria en el impuesto sobre la renta
- Dropshipping: ¿cómo mostrar los ingresos del impuesto sobre la renta?
- Dropshipping: cómo pasar un recibo al comprador

¿Quién puede beneficiarse del dropshipping?

Actualmente, muchas empresas utilizan esta solución. Es un modelo creado para las necesidades de las grandes y pequeñas tiendas online. Cada lado gana. El propietario de la tienda no tiene que colocar los productos en casa y, por lo tanto, puede concentrarse en otros aspectos del funcionamiento del negocio. Además, paga la mercancía solo cuando el cliente paga el pedido. Esto, a su vez, neutraliza el fenómeno común en el mercado, que es el estancamiento de los pagos y priva a la empresa de liquidez financiera. Estas dos razones se mencionan con mayor frecuencia en el contexto de las razones para la liquidación de un interés determinado.

Una solucion para todos

Las tiendas más pequeñas, en particular, están convencidas del dropshipping, ya que temen invertir en una mayor cantidad de productos a la vez. Muchos de ellos tampoco tienen el dinero para ello, porque recibirán los fondos solo después de pagar el pedido por parte de los clientes. Esta solución también es ideal cuando se trata de productos de gran tamaño, que serían logísticamente difíciles de almacenar en el vendedor. La desventaja de utilizar este modelo es que el propietario de la tienda nunca puede estar seguro de que el proveedor cumplirá el pedido a tiempo y con la debida diligencia. Después de enviar el pedido, no es posible controlar al proveedor. De modo que todo depende de la comunicación y la confianza mutuas.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Dropshipping en la UE: ¿qué debe saber?

Dropshipping en el modelo de intermediación con países de la UE: este tema se utiliza cada vez más. Así que echemos un vistazo más de cerca a las reglas sobre las que se regula el envío directo en la UE. Resulta que la ley polaca no define el marco de esta cuestión. La falta de normatividad respecto a este modelo, tanto en el país como en el exterior, hace que sea necesario remitirse a las disposiciones generales adecuadas para este tipo de mecanismos. En este contexto, se trata tanto del impuesto sobre la renta como del impuesto al valor agregado.

Dropshipping e impuestos

La ubicación del proveedor, el vendedor y los clientes es de vital importancia. Esto se debe a que el modelo fiscal para las entidades que residen en la Unión Europea se ve diferente al de fuera de sus fronteras. Según la interpretación aceptada de la ley, el vendedor de mercancías en su tienda online es solo un intermediario en el caso de dropshipping. El impuesto es responsabilidad del comprador. En el comercio intracomunitario, sin embargo, hay situaciones en las que el tipo impositivo es del 0%. Esto sucede, por ejemplo, cuando el comprador tiene un número de identificación válido para transacciones dentro de la UE o el contribuyente ha indicado un suministro determinado en la declaración de impuestos, y al mismo tiempo está registrado como contribuyente del IVA de la UE.

Entrega fuera de la Unión Europea

¿Qué pasa si el comprador se encuentra fuera de la UE? En tales circunstancias, la regla que se aplica es que el lugar donde se presta el servicio, es decir, donde debe gravarse, es el lugar donde está establecido el cliente. Entonces, si un empresario polaco entrega bienes de, por ejemplo, India, el comprador debe pagar el impuesto.