Carpooling: ¿está sujeto al impuesto sobre la renta?

Impuesto De Servicio

Debido a la dinámica del desarrollo económico, cada vez más personas deciden cambiar de lugar de trabajo combinado con la necesidad de viajar fuera de su lugar de residencia permanente. Dependiendo de los tipos de comunicación disponibles entre ubicaciones específicas, a veces es necesario usar un automóvil privado para viajar al lugar de trabajo. La llamada viajes conjuntos de varias personas a cambio de participar en los gastos de viaje (carpooling). ¿El conductor que recibe el reembolso de los gastos de viaje de pasajeros individuales recibe ingresos sujetos a impuestos en virtud de la Ley PIT?

¿Qué es carpooling?

Carpooling no es más que un sistema de planificación de viajes, que se basa en compartir los costos incurridos por el conductor en una ruta determinada entre todos los participantes del viaje. Ride Sharing es donde los conductores ponen a disposición vacantes en sus autos a cambio de un reembolso de combustible que cubre solo una fracción del costo real del viaje.

La idea detrás de los viajes conjuntos es reducir los costos del viaje del conductor hasta el punto de destino y, al mismo tiempo, permitir que las personas sin automóvil viajen en la misma dirección para obtener un reembolso. Esto significa que está prohibido obtener ingresos llevando pasajeros en la ruta, en particular cuando el conductor, por diversas razones, no asume el costo del viaje o es reembolsado por otras personas (no pasajeros).

El contacto entre el conductor y las personas que desean viajar juntas se lleva a cabo con mayor frecuencia mediante aplicaciones móviles dedicadas y plataformas en línea que operan sobre la base de regulaciones.

Ejemplo 1.

Cómo Kowalski viaja todos los días al trabajo de X a Y 200 km en ambas direcciones. No realiza actividad comercial, en particular, no proporciona servicios de transporte. Debido a la gran cantidad de kilómetros recorridos diariamente en su automóvil particular, pretende utilizar una de las aplicaciones móviles disponibles en el mercado, que permite establecer contacto entre los conductores que desean viajar a un destino específico y los pasajeros que viajan al mismo o en la ruta del conductor, lo que les permite hacer un viaje compartido y compartir los costos asociados.

¿El coche compartido puede incluirse en la categoría de transporte colectivo?

La definición de transporte público colectivo se incluye en el art. 4 punto 14 de la Ley de Transporte Público Colectivo, donde el transporte público se considera de acceso general, el transporte regular de pasajeros se realiza a intervalos específicos y a lo largo de una línea de comunicación, líneas de comunicación o red de comunicación específicas.

El factor que distingue a los llamados El carpooling del transporte colectivo organizado es el hecho de que el carpooling se produce con motivo del viaje del conductor, y no solo a petición del pasajero, como es el caso del transporte colectivo. Esto significa que el conductor aún tendría que incurrir en gastos por el viaje que realiza. Proporcionar a los pasajeros un lugar en su automóvil solo le permite reducir los costos incurridos por el conductor relacionados con el viaje. Por lo tanto, un conductor solo puede ser gravado si la suma de dinero que recibe de los pasajeros es mayor que el costo del viaje. El monto, que no excede los costos incurridos, no está sujeto a impuestos.

Además, en el caso del transporte público organizado, existe una línea de comunicación específica (ruta fija) a intervalos específicos. Con el carpooling, el carpooling se puede organizar en diferentes lugares, es decir, donde el propietario (titular) del vehículo está viajando actualmente.

Impuesto sobre la renta personal y el uso compartido del automóvil

De conformidad con el art. 9 seg. 1 de la Ley PIT, todos los tipos de ingresos están sujetos al impuesto sobre la renta, excepto los enumerados en el art. 21, 52, 52a y 52c y las rentas de las que se abandonó la recaudación de conformidad con lo establecido en el Código Tributario.

Del contenido de lo mencionado anteriormente De la disposición resulta, por tanto, que la tributación con impuesto sobre la renta es aplicable a todo tipo de rentas obtenidas por el contribuyente, salvo a aquellas que hayan sido enumeradas exhaustivamente por el legislador en el catálogo de exenciones materia de la Ley, o de las que el Ministro de Hacienda haya se abstuvo de cobrar el impuesto mediante una ordenanza.

La renta es el superávit de la suma de los ingresos de esta fuente sobre los costos de obtenerlos en el año fiscal. Si los costos deducibles de impuestos exceden la suma de los ingresos, la diferencia es una pérdida de la fuente de ingresos. Así, el impuesto sobre la renta de las personas físicas generalmente está sujeto al impuesto sobre la renta entendido como un incremento en la propiedad del contribuyente (superávit de la renta sobre los costos deducibles de impuestos).

La Ley PIT distingue claramente entre las fuentes de ingresos y el método de gravar los ingresos de fuentes individuales. De acuerdo con las disposiciones de esta Ley, las fuentes de ingresos separadas se definen en el Art. 10 seg. 1 puntos 2, 3, 6 y 9:

  1. actividades realizadas en persona (punto 2);
  2. actividad económica no agrícola (punto 3);
  3. Alquiler, subarrendamiento, arrendamiento, subarrendamiento y otros contratos de naturaleza similar, incluido el arrendamiento, el subarrendamiento de departamentos especiales de producción agrícola y una finca o sus componentes para fines no agrícolas o para la gestión de departamentos especiales de producción agrícola, con excepción de los activos. relacionado con la actividad económica (punto 6);
  4. otras fuentes (punto 9).

De conformidad con el art. 5a punto 6 de la Ley PIT, la actividad económica o actividad económica no agrícola es una actividad lucrativa:

  1. manufactura, construcción, comercio, servicios;
  2. consistente en buscar, identificar y extraer minerales de depósitos;
  3. que consiste en el uso de cosas y activos intangibles

- realizado por cuenta propia, independientemente de su resultado, de manera organizada y continua, de donde los ingresos obtenidos no se incluyen en otros ingresos de las fuentes enumeradas en el art. 10 seg. 1 puntos 1, 2 y 4-9.

Según indicó el Director de Información Tributaria Nacional en la resolución individual de 28 de octubre de 2019, 0114-KDIP3-2.4011.443.2019.3.EC,

una cuestión fundamental para la calificación de los mencionados Los ingresos a una fuente de ingresos adecuada es evaluar si compartir un asiento libre en un automóvil de pasajeros con otras personas para viajar juntos tiene las características de una actividad económica no agrícola. El contenido de la definición contenida en el art. 5a punto 6 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas proporciona la base para suponer que para reconocer una actividad específica como actividad económica es necesario, entre otras cosas, Cumplimiento acumulativo de tres condiciones: en primer lugar, la actividad en cuestión debe ser una actividad lucrativa, en segundo lugar, una actividad organizada y, en tercer lugar, de forma continua.

Por tanto, una actividad económica es aquella que:

  • se lleva a cabo con el fin de obtener ingresos, e incluso la posible pérdida derivada de esta actividad no la priva de su condición de actividad económica, pues la propia intención de obtener ingresos es fundamental,
  • se realiza de forma continua. Sin embargo, esta condición no debe entenderse como la necesidad de realizar una actividad sin interrupciones. Lo importante es la intención de repetir ciertas actividades para obtener ingresos, por ejemplo, venta repetida de objetos de propiedad de la misma naturaleza, propósito funcional,
  • se lleva a cabo de manera organizada, lo que significa que las acciones tomadas están sujetas a las reglas y normas aplicables y sirven para lograr el objetivo, inciden en la gestión racional de los fondos que se poseen y, por ende, en la participación en la rotación económica.

En vista de lo anterior, para calificar - bajo la Ley PIT - las acciones tomadas por un contribuyente que proporciona carpooling a la fuente apropiada de ingresos, se deben evaluar la intención, las circunstancias y el propósito de las actividades relacionadas con los viajes en automóvil.'

En primer lugar, el contribuyente (propietario / propietario del automóvil) no obtiene ingresos. Recibe sus costos de combustible. Los ingresos se obtendrían cuando los peajes recibidos superaran el costo del viaje; debe haber un exceso.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

En segundo lugar, la continuidad en el desempeño de una actividad económica y la forma en que se organiza significa una intención relativamente constante de realizarla. Al realizar actividades de carpooling, el contribuyente realiza la gestión ordinaria de la propiedad privada. Los viajes conjuntos en un automóvil de pasajeros no se realizarán como parte de una actividad organizada y continua que agotaría las características de la actividad económica especificada en el art. 5a punto 6 de la Ley PIT. Teniendo en cuenta que el contribuyente no dirigirá un negocio en el campo del transporte de pasajeros, siempre recogerá pasajeros en su propio viaje planificado previamente. El contribuyente no lleva al pasajero al lugar elegido por el pasajero, sino adonde va solo, por un motivo personal.

Por lo tanto, el contribuyente actúa como una persona física que recoge pasajeros en su viaje y utiliza un automóvil particular durante ese tiempo para fines personales, con el resultado de que no se genera una renta imponible. Proporcionar vacantes ocasionales (no laborales y lucrativas) en un automóvil de pasajeros a otras personas para que viajen juntos a cambio de la participación de los pasajeros en los costos de viaje no resultará en la obtención por parte del contribuyente de ingresos sujetos al impuesto sobre la renta, porque en este caso de que no haya un aumento en la propiedad que resulte en la aparición de una obligación tributaria.

Por lo anterior, los subsidios recibidos no constituirán ingresos siendo la base para la tributación del IRPF.