Contribución de la empresa: ¡vale la pena conocerla!

Impuesto De Servicio

Los empresarios que dirigen un negocio a menudo cambian de forma. En muchos casos, la empresa existente se reestructura y se adapta a un campo diferente. En la práctica, sucede que solo una parte de la empresa se transforma realmente. ¿Cómo es la contribución en especie de la empresa? ¿Qué obligaciones aguardan en relación con la reubicación de la empresa? ¿Cuáles son los costos de los contribuyentes? ¡Descúbrelo en nuestro artículo!

El concepto de empresa

Las disposiciones de la ley tributaria no contienen una definición de empresa y se refieren a este respecto a las disposiciones de la ley civil. De conformidad con el art. 551 del Código Civil, una empresa se ha definido como un grupo organizado de factores intangibles y materiales destinados a la actividad empresarial. Incluye en particular:

  1. designación que individualiza la empresa o sus partes separadas (nombre de la empresa);
  2. propiedad de bienes inmuebles o bienes muebles, incluidos equipos, materiales, bienes y productos, y otros derechos reales sobre bienes inmuebles o bienes muebles;
  3. derechos derivados de contratos de alquiler y arrendamiento de bienes inmuebles o bienes muebles y derechos de uso de bienes inmuebles o bienes muebles derivados de otras relaciones legales;
  4. cuentas por cobrar, derechos sobre valores y efectivo;
  5. concesiones, licencias y permisos;
  6. patentes y otros derechos de propiedad industrial;
  7. derechos de autor de propiedad y derechos relacionados con la propiedad;
  8. secretos comerciales;
  9. libros y documentos relacionados con la gestión de una empresa.

El término "en particular" incluido por el legislador indica que la lista contenida en esta disposición es un catálogo abierto y es ejemplar. Esto significa que para decidir si el conjunto vendido de activos tangibles e intangibles constituye una empresa en el sentido del art. 551 del Código Civil, solo decide si los componentes vendidos permiten el desempeño de todas las funciones existentes de la empresa. En consecuencia, una empresa solo puede considerarse en el contexto de ingredientes que:

  • están organizados,
  • conforman un determinado equipo,
  • se utilizan con fines comerciales.

Excluyendo una contribución en especie del IVA

De conformidad con el art. 5 seg. 1 punto 1 de la Ley de impuestos sobre bienes y servicios (en adelante, la Ley del IVA), el impuesto se paga por el suministro de bienes y la prestación de servicios a título oneroso dentro del territorio del país. Mediante la entrega de bienes de conformidad con el art. 7 seg. 1 de la Ley del IVA se entiende como la cesión del derecho a disponer de los bienes como titular. A su vez, mediante la prestación de los servicios a que se refiere el art. 5 seg. 1 punto 1 (según lo dispuesto en el Art. 8 (1) de la Ley del IVA) se entiende como cualquier servicio para una persona física, persona jurídica o unidad organizativa sin personalidad jurídica, que no constituya una entrega de bienes en el sentido de arte. 7.

Al mismo tiempo, lo dispuesto en el art. 6 de la Ley del IVA indican que determinadas actividades están excluidas del ámbito de aplicación de las disposiciones de la Ley del IVA. Aquí se indican estas actividades, que en principio pertenecen al grupo de actividades sujetas a tributación, comprendidas en el ámbito de la entrega pagada de bienes o la prestación pagada de servicios. Sin embargo, debido a la exclusión correspondiente, la contribución en especie de la empresa o parte organizada de la empresa no está sujeta al IVA. Así, estas actividades, si bien pueden clasificarse como entrega de bienes a cambio o prestación de servicios a cambio, no están sujetas a tributación.

De conformidad con el art. 6 punto 1 de la Ley del IVA, las disposiciones de la Ley no se aplicarán a la venta de una empresa o una parte organizada de una empresa. La exclusión de la aplicación de la Ley del IVA prevista en el art. 6 El punto 1 de la Ley cubre aquellas actividades que se han equiparado con el concepto de suministro de bienes, cuyo objeto es una empresa o una parte organizada de una empresa.

La contribución de la empresa no está sujeta al IVA. En muchas situaciones, se excluye algún objeto comercial. La situación anterior es explicada por el Director de Información Tributaria Nacional en la resolución individual de 28 de febrero de 2018, que establece:

“En la práctica de las transacciones comerciales, hay situaciones en las que algunos elementos de la empresa quedan excluidos de la transacción de venta. Sin embargo, incluso en tal caso, los componentes tangibles e intangibles de la empresa deben estar relacionados entre sí de tal manera que puedan denominarse un conjunto, y no solo un conjunto de ciertos elementos. Por tanto, es decisivo que la propiedad a enajenar mantenga la relación funcional entre los distintos componentes de forma que permita la continuación de la actividad específica ”.

¡Comience un período de prueba gratuito de 30 días sin condiciones!

Contribución de la empresa - tributación con impuesto sobre la renta

De acuerdo con la regla general expresada en el art. 9 seg. 1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, la Ley PIT), todos los tipos de ingresos están sujetos al impuesto sobre la renta, con excepción de los enumerados en el art. 21, 52, 52a y 52c y las rentas de las que se abandonó la recaudación de conformidad con lo establecido en el Código Tributario.

Cabe señalar aquí que en el caso de una contribución en especie a una sociedad, su contribución no da como resultado un aumento en la propiedad de la persona que la realiza. A cambio de la contribución realizada, una persona física recibe únicamente los derechos a participar en las ganancias y pérdidas de la empresa y los derechos relacionados con la gestión de la empresa y la influencia en sus actividades. Dichos derechos, aunque tienen un valor material, no constituyen el precio de compra, ya que el accionista adquiere todos los derechos y obligaciones relacionados con la participación en un emprendimiento comercial realizado dentro de la empresa.

Para hablar de una situación de enajenación para contraprestación, a cambio de un beneficio consistente en una contribución en especie, la persona que realiza el pago debe recibir un equivalente del beneficio en forma de pago del precio de compra. Tal situación se produciría en caso de venta del objeto en especie. Por lo tanto, hacer una contribución en especie a una sociedad no da lugar a una obligación fiscal, es un acto legal neutral desde el punto de vista fiscal.

Una posición similar fue expresada el 2 de junio de 2017 por el Director de Información Tributaria Nacional y expresó en ella:

"Si se realiza una contribución en especie a una empresa con personalidad jurídica, el contribuyente genera ingresos por el monto del valor de la contribución especificada en los estatutos o los estatutos sociales, y en ausencia de dichas contribuciones a la valor de la contribución especificada en otro documento de naturaleza similar - en el caso de hacer una contribución en especie a la empresa, si este valor es menor que el valor de mercado de esta contribución o el valor de la contribución no se ha especificado en El estatuto, convenio u otro documento de similar naturaleza, el ingreso es el valor de mercado de dicha contribución determinado en la fecha de transferencia de propiedad del objeto de la contribución en especie percibida a cambio de la contribución de acciones o acciones. Sin embargo, en el caso de tomar acciones a cambio de una contribución en especie en forma de empresa o parte organizada de una empresa, estas rentas están exentas de impuestos, de conformidad con el artículo 21 (1) (109) de la Ley Personal. Ley del Impuesto sobre la Renta ”.

En conclusión, la contribución en especie es neutra desde el punto de vista fiscal. Sin embargo, al hacer una contribución en especie de la empresa, debe comprobarse si los activos transferidos cumplen realmente las condiciones de la empresa en el sentido del derecho civil.